20 de julio de 2017

Jennifer Hoffman - ¿Rayos de Luz o arietes que embisten? - 17 Julio 2017


Traducción: Rosa García

Difusión: El Manantial del Caduceo en la Era del Ahora
http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm
https://www.facebook.com/ManantialCaduceo

Cuanto más expandimos nuestros paradigmas de 3D y más espacio creamos para las nuevas energías de 5D, mayor es nuestro deseo de que aquellos conocemos sean también partícipes de ello. Queremos que experimenten la luz que conocemos y, aunque algunos de ellos también lo desean, sin embargo, otros no. Y eso nos despierta algunos interrogantes. ¿Hasta dónde debería llegar nuestro “trabajo de Luz” y cuál es nuestro papel en el cumplimiento de nuestra misión? ¿Hasta donde deberíamos llegar para asegurarnos de que todos abracen la luz, aunque suponga permanecer junto a ellos hasta entonces? De ser así, nuestro rayo de luz se convertiría en un ariete de luz y nos quedaríamos parados en lugar de continuar nuestro propio camino. Entonces, la elección de la Luz se convertiría para ellos en un imperativo y nuestra misión no consiste en eso.


A pesar de lo que algunos creen o enseñan, no estamos aquí para alimentar cucharada a cucharada la transformación a la luz en el mundo. Por el contrario, estamos aquí para hacer brillar nuestra luz con fuerza y permitir que cada uno tome sus decisiones. Nuestro miedo a que este ciclo de Ascensión fracase y se venga abajo, como sucedió en otros anteriores, nos obliga a ocuparnos de las necesidades de cualquier posible detractor o rezagado. Nuestro miedo a “dejar a otros atrás” se basa en la creencia de que aquellos que se retrasen echarán a perder todo nuestro trabajo, y no podemos arriesgarnos a eso. Nadie comprometido con este nivel de trabajo de Luz quiere tener que volver a empezar desde el principio.

En realidad, estamos viviendo el encuentro final con algunos compañeros del alma para completar nuestras promesas álmicas y ciclos kármicos. Estamos reencontrándonos con nuestros compañeros del alma más desafiantes para realizar un esfuerzo final y “traerles a la luz”, y ellos, en cambio, están resistiéndose a nuestros esfuerzos con toda su energía. Cuando creemos que nuestro propósito de vida consiste en asegurarnos de que ellos abracen la luz nos enrolamos en una batalla que no podemos ganar, aunque creamos que debemos ganarla para la Luz, para la Fuente y para poder completar el ciclo de Ascensión.

Y, aunque esta conexión final es importante, su verdadero propósito es enseñarnos que nuestra Ascensión personal no dependerá (ni nunca dependió) de las acciones de otras personas. Podemos completar nuestro ciclo de Ascensión en cualquier momento que lo deseemos y eso es lo que debemos hacer ahora. Porque cuando abandonemos nuestra lucha porque los demás abracen la luz, podremos seguir avanzando y crearemos los nuevos paradigmas de 5D. Es en ese punto donde nos quedamos atascados en el puente de 4D. Por un lado deseamos abrazar la alegría de la energía de 5D, de “casa”, y por otro lado, tenemos la creencia de que los rezagados nos la van a jugar a todos.

Pero no es cierto, porque para poder completar la Ascensión no es necesaria la participación de todos al mismo nivel. Basta con que una sola persona sea un rayo de luz que pueda inspirar a todos los demás.

Debemos reconocer también que, para algunos, una luz brillante resulta irritante y no es precisamente una inspiración, ni tampoco algo que deseen. Y si usamos ese rayo de luz como ariete para embestir, haremos más enemigos que amigos. Además, nos quedaremos atascados en el puente de 4D, en lugar de utilizar cada paso de nuestro viaje de Ascensión para ser una fuente de inspiración para quienes nos rodean.

Sé que todo esto parece fácil, hasta que la persona a quien debemos permitir elegir su propia oscuridad (en vez de nuestra luz compartida) es nuestra pareja, nuestro amigo o alguien de nuestra familia. Entonces el deseo de que se una a nosotros puede imponerse a nuestra capacidad para aceptar sus decisiones.

Puede sernos útil recordar que incluso la oscuridad y la densidad son niveles diferentes de Luz, y que al final todos harán lo que es más adecuado y mejor para ellos. No debemos sentirnos culpables ni impotentes; hacemos lo que podemos. El resto es una decisión que cada uno debe tomar por sí mismo.

Continúa hacia adelante con confianza y deja que tu luz brille con fuerza. Si estás listo para entrar de lleno en tu paradigma de 5D, hazlo con alegría, consciente de que cuanta más alegría crees en tu camino, mayor será la luz que emitas para todos. No tenemos más obligación hacia aquellos que rechazan la luz que la de mantener nuestro propósito de seguir siendo rayos de luz y aceptar sus decisiones. Anímate, no son muchos, cada día son menos.

Mientras tanto, las luces más brillantes son las que más llaman la atención, de manera que sigue brillando, continúa alegre y vive tu vida con tu intención de paz, alegría, amor y prosperidad para ti. Así crearás esa misma impronta energética para la Tierra y para la humanidad.

=======================================

Derechos de autor reservados © 2017 por Jennifer Hoffman. Pueden citar, traducir, reimprimir o referirse a este mensaje si mencionan el nombre de la autora e incluyen un vínculo de trabajo a: http://enlighteninglife.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...