11 de noviembre de 2016

Kryon por Lee Carroll - Aventura Kryon en Lemuria Austral (1) Aoraki/Monte Cook, Nueva Zelandia, del 21-27 de Octubre de 2016





Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

En este lugar sagrado pido a los ancestros su permiso para dar una verdad que no ha sido revelada, para honrar lo que ha sucedido aquí y toda la energía de aquí. Lo pido para la civilización que está aquí en este planeta y ha pasado el marcador de 2012. Lo pido en adecuación con todas las cosas y los honro grandemente por su respuesta.


Más que un "sí" rotundo hay una celebración; la celebración tiene miles de años. Para quienes ahora están escuchando y no están presentes, decimos nuevamente que no tienen verdadera idea de la energía aquí presente, que es de enorme honor, belleza, benevolencia y compasión.



Estamos sentados al pie de una montaña muy importante; en Nueva Zelanda se la llama Monte Cook; Aoraki es el nombre que le dieron los indígenas de aquí, que la conocen bien, y representa muchas cosas. Es un nodo de los pleyadianos. Ahora bien, retrocedamos y hablemos de cosas prácticas. Hay varias cosas de las que quiero hablar hoy.


En primer lugar, están en una zona húmeda; aquí siempre llueve. Y el sol está brillando y no tenemos lluvia. La montaña casi siempre está tapada de nubes; ahora se asoma entre ellas para decir hola, casi como si supiera, queridos, que han venido ustedes.


¿Sería exagerado pensar que Gaia está tan conectada con ustedes que literalmente se ha despejado, lavado y embellecido para ustedes? Para que hoy puedan sentarse sobre el pasto, no bajo la lluvia; para que puedan sentir la tibieza del sol y escuchar este hermoso mensaje. Un mensaje que ha recibido permiso de los ancestros para dárselo.


Tengo varias cosas de las que me gustaría hablar, y una de ellas, de hecho, puede resultarles polémica. En efecto, emocionalmente, puede lastimar las emociones de algunos, y no es esa la intención, ¡créanme!


Me gustaría aclarar algo, especialmente en esta energía. Algo que es necesario decir, y tiene que ver con aquellos de ustedes que vendrían aquí, ya sea ahora o en el futuro, con una hermosa intención, a abrir un portal. Si ese eres tú, si es hoy, o fue en el pasado, o en el futuro, me gustaría dar información. Queridos, no están abriendo un portal. Están haciendo algo sumamente distinto en esta nueva energía, y deseo hacer lo más que pueda para explicar qué es, mucho más grande que lo que creen.


Empezaré por la parte que podría herir tus sentimientos, querido trabajador de luz, pero es necesario que esto se diga, y en la explicación puede muy bien aclararse y tendrás una percepción consciente que antes no se te había ocurrido.


Los indígenas han venido aquí durante miles de años; miles. Y han sentido esta bella energía que tienen aquí. Ellos conocen este lugar, saben qué hay aquí, saben qué representa, ¡sienten el nodo que está aquí! Tal vez ellos no comprendían qué era al principio, y tal vez ustedes ahora tampoco, pero ellos sentían la energía y la sacralidad; incluso le dieron el nombre de alguien sagrado.


El trabajador de luz despierta a esta energía en esta época y afluye a este lugar y abre un portal, como si nunca hubiera sido reconocido y como si nunca hubiera sido abierto. Si quieren saber qué es la cosa que los indígenas no entienden de ustedes, es la razón de que vayan a un lugar tan hermoso y sagrado y piensen en abrirlo como si nunca se hubiera abierto. ¿Pensaron en eso?


Y cuando ustedes abren un portal, ¿qué pasa cuando se van? ¿Se cierra de un golpe? (se ríe). ¿Viene alguien después y lo reabre? ¿O habrá otro? ¿Cuántos portales hay? ¿Diez mil, quince mil, veinte mil? ¿Es posible que lo que están haciendo sea un concepto muy viejo y tenga un nombre? De eso quiero hablarles.


Este portal ha estado abierto desde que los pleyadianos pusieron aquí esta montaña. Y pusieron el nodo aquí. Quince mil años o más; este portal les canta a los que vienen aquí. La idea de tal vez abrirlo llega un poco tarde (el público se ríe). Entonces, ¿qué están haciendo? Y ustedes dirán: "Espera un minuto, Kryon, ¿estamos equivocados?" Oh, no. "¿Hemos sentido algo?" Oh, sí que lo sintieron. Un trabajador de luz tiene una percepción consciente aparte, totalmente aparte de la de un indígena, y viene y celebra la misma energía de manera distinta. Ya no están abriendo portales.


Ahora voy a tratar de explicar qué están haciendo, que es igual de profundo o aún más. Y les diré que, lo que sea que hacen, continúa. Para quienes están escuchando mi voz y piensan venir aquí, por favor vengan. Y cuando lo hagan, les voy a pedir algo. Lo primero que quiero que hagan es celebrar el hecho de que el portal está abierto y los indígenas están aquí.


La segunda cosa que quiero que hagan es dedicar un momento a agradecer a los ancestros por todo el trabajo que ellos hicieron antes de que ustedes estuvieran aquí. Tal vez podrían incluso pedirles permiso para lo que van a hacer. Honrar a esta tierra, honrar lo que siempre estuvo aquí. ¡No es nuevo!


Ahora bien; esto es lo que van a hacer. Es muy difícil, porque este concepto especial todavía no tiene un nombre. Hay una pregunta rara y divertida. Si un árbol cae en el bosque y no hay nadie que lo oiga, ¿hace ruido? Y esta explicación va a ser muy parecida. Si no hubiera humanos en el planeta, o cercanos a este nodo, ¿operaría igual? Queridos, aquí hay algo que deberían saber. He pasado largo tiempo hablando sobre Gaia, que es parte de ustedes y ustedes parte de ella; la conferencia a la que asistieron algunos de ustedes estuvo llena de esto. Su genealogía, su Akasha, las ballenas del planeta, los nodos y zonas nulas, todo está allí. Incluso el espacio interestelar sabe sobre Gaia. Y es todo para ustedes.


Queridos, cuando ustedes llegan hay una expectativa de que vean y sientan la energía, no de que abran algo que siempre estuvo abierto, sino que por primera vez van a estrechar la mano de algo que está aquí. Necesita que ustedes lo saluden y necesita saludarlos. Eso no es abrir un portal; eso es entrar en él. Es como si ustedes dieran vueltas abriendo las puertas de la cocina sin entrar ni encender nunca el fuego. Y no se cocinará ninguna comida. Ahora se puede; ustedes vienen con una alineación, un entrelazamiento con Gaia, pidieron permiso a los ancestros para entrar al portal y estrechar manos con la información y la energía y los ancestros que estuvieron todos aquí.


Esa es la alianza que han estado esperando; es la fusión entre el pasado y el futuro; la alineación siempre tuvo que ver con esto. Que los trabajadores de luz y las almas antiguas despierten y empiecen a alinearse y a estrechar la mano de Gaia, yendo a estos lugares de poder, no para abrir un portal que siempre ha estado abierto, sino para entrar en él, en cambio, con permiso y estrechar figurativamente la mano de Gaia.


Nuevamente señalo que están en tierra húmeda; hoy ha llovido. Cuando se levanten del pasto tal vez estén mojados. Y ahora no está húmedo, no está lloviendo; porque este portal los esperaba, ¡ahora mismo! Y según sea su consciencia ahora, espera que estrechen su mano, si piden permiso, individualmente, ¿está bien? entonces siempre obtienen permiso si su consciencia está aliada con Gaia.


¿Ven la diferencia entre pararse a abrir un portal, y entrar dentro de él y comprobarlo? Es una metáfora; ¡no se vayan de este lugar pensando que tienen que volver con una pala! Es una metáfora; esotéricamente el portal que iban a abrir o creen haber abierto era esotérico, una metáfora, y también lo es entrar en él. Queridos, la primera cosa que van a encontrar al entrar es la energía del que dio su nombre a este lugar. (se ríe) Estarán estrechando la mano del pasado.


Pasemos la página. Este es un nodo del planeta que no ha sido asignado. Los nodos y zonas nulas vienen en pares; fueron fabricados por los pleyadianos - ¡manufacturados! Puestos aquí por designio, como cápsulas de tiempo que funcionan de a pares, que no funcionan si no están emparejados; están preparados, tienen energía, se sienten, pero no están operativos a menos que estén emparejados.


Hasta ahora les hemos dado seis pares - la mitad de ellos - y estamos por darles otro, el número siete. En este lugar sagrado, con Gaia observando, con el clima colaborando, casi como si la montaña extendiera su mano y dijera "¡Bienvenidos! Es hora de que sepan con quién nos emparejamos"


El acoplamiento de los nodos y las zonas nulas no tiene sentido lógico; no son lineales. A veces ambos están en un hemisferio, a veces uno está en un hemisferio y el otro en otro. Aquí hay un sistema, una simetría, y no solo eso; un plan multidimensional: cómo operan, dónde fueron colocados y cuán fuertes serán. Todo relacionado con los seres humanos y su consciencia y lo que hacen en el planeta. Ya se les han dado seis pares.


Ahora les doy la zona nula que corresponde a este: no está en este hemisferio; está en Rusia. Las montañas que tienen un nombre, los rusos las llaman de modo muy distinto ustedes, y ninguno de los dos es correcto. Los montes Urales son una cadena montañosa, y por primera vez van a ver la operación de nodos y zonas nulas que están apartados de lo que ustedes pensaron que era lineal. Porque no es una montaña a la que pueden mirar y decir, "Bueno, aquí está." Es una región. De hecho, tan grande que casi separa un continente de otro. Aquí está la primera zona nula que no necesariamente es un punto determinado como las que han tenido hasta ahora.


Aquí se vuelve más complejo, y al anunciar este compañero, ambos empiezan a trabajar, y ustedes podrían decir: "Bueno, ¿para cuándo?" ¿Todavía no lo pueden sentir? (se ríe). Estaba funcionando cuando ustedes llegaron, porque lo que ustedes llamarían el fractal de tiempo del anuncio ya era conocido, el potencial percibido, y empezó aún antes que yo abriera la boca por medio de mi socio. Es por eso que está brillando el sol, queridos; es un día festivo, queridos. Porque ahora esto empieza a operar como debe, volcando sobre el planeta una cápsula de tiempo que se abre en el momento correcto y empieza a aportar a este planeta la energía de vía acelerada que necesita para las rejillas. La rejilla cristalina, la rejilla de Gaia, la rejilla magnética, todas están involucradas. Ya les dimos antes alguna información, es tan esotérica que no se entiende, y por eso quiero que sepan cómo funciona. Ahora está operativo. Los desafío a sentirlo. Les habla, en la serenidad del momento, sin la lluvia, con los cantos de los pájaros, con muy poco viento, el sol pega sobre ustedes ahora mismo, ¡tan inusual! Incluso el pasto donde están, la belleza a su alrededor, todo esto es inusual. Es a propósito, para que sepan que esto es verdadero y exacto y tiene validez, incluso en un mensaje como este, que puede sonar muy extraño para sus oídos.


Esta noche antes de ir a dormir, dondequiera que estén, quiero que dediquen un tiempo a celebrar el momento que es ahora. Tomen un momento esta noche, antes de acostarse y digan: "Gracias, Gaia, por lo que nos diste hoy, por la información que hay aquí, por la belleza que hay aquí." Y luego, por favor, ¡ no abran más portales! (se ríe).


Los ancestros agradecen por este mensaje y reconocen lo que siempre han sabido que está aquí. Sus manos se extienden hacia ustedes diciendo: "Es hora de encontrarse con el pasado, fundirse con el pasado, sentir la sabiduría del pasado; literalmente entrar en el útero de Gaia para el nacimiento de una nueva energía en este planeta."


Y así es.


Kryon



© Lee Carroll http://audio.kryon.com/en/Mt.Cook-16.mp3

Desgrabación y Traducción: María Cristina Cáffaro
http://traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar/
Sitio autorizado de Kryon por Lee Carroll www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm

Los Ngāi Tahu, el principal iwi (tribu) de la región sur de Nueva Zelanda, consideran a Aoraki como el más sagrado de los antepasados de los que descienden. El monte Aoraki da al iwi su sentido de comunidad y propósito, y su forma física les sirve de enlace entre el mundo de lo sobrenatural y la naturaleza.5 Aoraki significa «hiende nubes» en el dialecto Ngāi Tahu del idioma maorí. (de Wikipedia)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...