24 de abril de 2017

Kryon por Lee Carroll - Mensaje Nº 6 en Monument Valley - Monument Valley, Utah, 12 - 18 de abril de 2017






Canalización de
en Monument Valley, Utah, 12 - 18 de abril de 2017



Nº 6 

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético. 

Por cierto este ha sido un día hermoso. Quiero repasar solo un poco, y luego quiero pasar la página. Si piensan para sus adentros qué se ha dicho hasta aquí, en los 5 mensajes anteriores, el mensaje es simple, es profundo, es hermoso: que este planeta los conoce. Hemos pasado largo tiempo hablando de lo esotérico de Gaia.
Hoy han oído a los Navajos, las historias que ellos cuentan sobre las tradiciones que verdaderamente son lo que ellos hacen aquí. Han recibido una abrumadora sensación de armonía; no solo de armonía con el planeta sino que hay armonía con ellos mismos, con sus familias. 


Esta mañana les he contado sobre la geología; la controversia. Para extender aún más eso, les diré que lo que les conté sucedió antes de que hubiera vida en el planeta, en los primeros tiempos de las formaciones que ustedes ven. Desde aquellos tiempos ha habido ciclos climáticos masivos, que pusieron lagos y pequeños océanos aquí, y otra vez los convertían en desiertos, y los ciclos iban y venían. Había pequeños mares aquí con vida en ellos; de allí las conchas marinas. Aquí hay mucho que se oculta en la historia, pero la historia más grandiosa aquí es lo que han logrado los indígenas.

Repasamos: les dijimos que al estudiarlos ustedes descubren la verdad de Gaia y de la maravillosa relación con el ser humano. Ahora deseo que den vuelta la página, apenas brevemente. Una cosa es vivir en armonía con el planeta cuando se está en la reservación. Se está en un grupo que tiene tradiciones tan antiguas que no pueden contar los años. Quienes viven aquí son libres de creer lo que deseen, pero las tradiciones son fuertes, y la tradición de armonía en la familia es fuerte, y entonces no es tan difícil continuar las relaciones de los antiguos, del pasado, en su propia tierra. 

¿Pero qué pasa con ustedes? Esto es el meollo de mi enseñanza. En una edad moderna, cuando se van de aquí, ¿cómo pueden de algún modo llevar a cabo lo que están viendo? Vuelven a lo que llaman la vida urbana. Incluso si no están en una ciudad, viven una vida occidentalizada; no están rodeados de las tradiciones, no tienen una familia que colabora porque lo ha hecho durante 500 años. Tienen a aquellos que los miran y no tienen idea de una consciencia elevada y de una relación con el planeta durante las 24 horas de cada día. 

He hablado con algunos de ustedes, algunos aquí, otros escuchando, que hace tiempo se dieron cuenta de que no se enciende y apaga a Dios; no es una experiencia para los domingos. Lo que hacen es llevar una relación continuada, 24 horas de cada día. Antes de ir a la cama a la noche, dicen cosas y al levantarse dicen cosas. Similar a quienes hablan al sol y a la luna y celebran con ceremonia. Pero es difícil para ustedes porque no tienen al grupo a su alrededor. El Espíritu lo sabe. 

La enseñanza, queridos, es esta: que la armonía que ustedes portan, que ven aquí en la tribu, que ustedes han aprendido, es muy preciosa y hermosa de oír. Ustedes deben estar auto-contenidos en ella. Y luego deben imitar la compasión de lo que ven aquí, sin la tribu. ¡Eso es trabajo! Y por eso son trabajadores de luz. Van a tener que llevar sus propias tradiciones consigo; la tradición de la belleza y la compasión de Dios. Una relación con el planeta que es mucho más que cualquier cosa que el mundo occidental aprecie o comprenda o siquiera considere. 

Y aquí están, viviéndola, solos tal vez, si no tienen una alianza con su familia o su compañero, lo viven solos. Pero la buena noticia, la noticia especial desde la precesión de los equinoccios es que literalmente aflora hacia afuera, y la gente la ve. Hasta podrían decir que es contagiosa. Las personas vendrán a ustedes y verán la paz que tienen, y dirán "¿Cómo lo haces?" y ustedes les pueden decir amablemente que han descubierto algo que les da paz en su corazón, que los ayuda con los problemas y ansiedades de todos los días. Están armonizando con el planeta y en ese proceso están literalmente empujando eso hacia afuera de modo que otros lo pueden ver. 

Lo he dicho muy a menudo: los Maestros del planeta, mientras iban caminando tenían seguidores, no porque hicieran esto o aquello, sino porque las personas querían estar con ellos. 

¡Escuchen! Es pacífico, ¿verdad? Es lindo sentirlo, es lindo oírlo. Eso podrían ser ustedes: parados en la ciudad, con conflicto por todos lados, con la ansiedad de la vida cotidiana empujando los límites del estrés dentro de ustedes, y pueden ir a su interior y reclamar la verdad que aprenden aquí. 

Esto es difícil. Es por esto que están aquí, es por esto que el lugar fue elegido, para que pudieran ver lo que han de imitar, el modelo, la plantilla, y puedan regresar y crear algo que no ha sido creado antes: Paz en la Tierra; de a uno por vez. Es contagioso; con eso quiero decir que es casi infeccioso, como la risa, la belleza, el buen arte y la música. Las personas se juntarán a su alrededor y harán preguntas; les garantizo que habrá algunos que vendrán a ustedes y preguntarán: "¿Qué es lo que tienes?" Y ese es el momento de la armonía, es cuando pueden empezar a contarles a quienes los rodean que no necesitan estresarse. 

Queridos, este es el mensaje y seguirá siendo el mensaje, incluso esta semana. Porque esta es la plantilla que pueden llevar individualmente a casa y practicarla. Nunca están solos. El planeta sabe lo que están haciendo, el Espíritu lo sabe, nunca están solos.
Hace 28 años empecé este proceso con mi socio, en alguna medida, y se ha graduado en esto, y si hay un slogan, un dicho, algo que se ha repetido todos estos años, es ese: Nunca están solos. ¿Pueden reconocer eso? ¿Pueden creerlo al punto de poder llevar esto consigo? Hablaremos más de eso, pero hasta entonces, durante el resto de estos días, quiero que sientan todo lo que puedan sentir, porque están en el lugar correcto y en el momento correcto para esto. Sientan ahora la tranquilidad, la paz que hay aquí. No hay nada igual. La pueden llevar a casa, y difundirla tanto como puedan, tanto como deseen. 

Y así es. 

Kryon 

Desgrabación de traducción: M. cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...