15 de abril de 2017

Kryon por Lee Carroll - Hermandad Femenina Lemuriana (36) - Regina, Saskatchewan, Canadá, Abril de 2017


Canalización de Kryon por Lee Carroll
ante la Hermandad Femenina Lemuriana (36)
en Regina, Saskatchewan, Canadá, Abril de 2017


Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.


Es una Hermandad diferente por un momento o dos. Para el oyente: este evento en particular tiene hombres presentes. Están atrás. Son un apoyo a lo que está sucediendo aquí, por eso es un tipo distinto de reunión, donde los hombres están presentes por un rato y luego salen, honrando la reunión de mujeres que continúa. Podrían decir que es un microcosmos de lo que enseñamos. Es casi un hito para lo que ustedes enseñan y lo que yo enseño.


Queridos, sería justo regresar a Lemuria en este momento con sus mentes, incluso los hombres. Lemuria estuvo compuesta de una sociedad en la que se respetaban unos a otros en un género que tenía sentido. Si estuvieron y escucharon las últimas instrucciones de la semana pasada, les contaba que la recordación de lo que hicieron y quiénes fueron en el ambiente de Lemuria no era real y verdaderamente el objetivo. En cambio, la recordación era cómo ustedes estaban cableadas. La recordación no es de cómo eran tratadas, o de lo que otros piensan que ustedes son, sino de quien verdaderamente son. Esto va para ambos géneros, y esa es la belleza, porque realmente había un equilibrio de responsabilidades.

Entonces, volvamos a hablar de eso otra vez. Una sociedad que estaba aprendiendo sobre Dios con maestras pleyadianas que daban instrucciones sobre la vida. Y las maestras, las que enseñaban en Lemuria, eran mujeres, y las que recibían la instrucción eran mujeres.

Hablemos sobre los hombres. Una sociedad equilibrada. Los hombres están cableados para proteger a cualquier costo; para proveer a cualquier costo; para defender a las mujeres y a los niños a cualquier costo. Para interponerse entre ustedes, damas, y el tigre de Bengala. A cualquier costo. Para ser los que protegen a la familia para que la familia pueda existir, para que las mujeres puedan dar la guía. Piensen en una sociedad en la que el responsable sabe que es responsable; donde los roles de los géneros eran absolutamente respetados. Hemos dicho esto antes, pero ahora están presentes los hombres para hacer eco de esto: que en su akash, si estuvieron en Lemuria, hay una recordación de ustedes, damas. Una comprensión y conocimiento absolutos de que las mujeres estaban construidas y cableadas para la conexión, conexión de vida.

No había cuestionamiento si había un enigma sobre qué se debía hacer para el grupo, para la sociedad, para la isla, para el pequeño continente mismo. Las mujeres de todas partes se reunían, acompañadas por los hombres que las protegían de los elementos. Los niños solían traerse también. La reunión se formaba y los hombres se retiraban. Esto se debía a que se entendía absolutamente que las mujeres estaban cableadas para la intuición. Incluso hoy, incluso en una sociedad que puede ser disfuncional, existe el reconocimiento: la frase "intuición femenina". Todavía está allí. Los hombres lo entendían, lo respetaban, acudían a las mujeres por guía espiritual. Hoy en día todavía es así entre algunos indígenas: nunca perdieron las instrucciones.

Pero les diré: mujeres, nunca hubieran sido capaces de hacer lo que hicieron, sin el otro género apreciándolo, pidiéndoselo, apoyándolo, conduciéndolas allí, ayudándolas, alimentándolas, protegiéndolas, para que ustedes pudieran hacer esto que ahora respetan y honran y están recuperando otra vez. La unidad de eso, el equilibrio de eso, es lo que ahora celebramos. Y esto, queridas damas, es lo que ustedes celebran en la Hermandad Femenina y es un regreso al equilibrio. Eso dijimos la vez anterior, que ustedes regresan a un reconocimiento una recordación de que para esto están cableadas. No es la recordación de algo que pasó y que se supone que deben re-encender; es una recordación de quiénes son y qué hacen.

Esto va para los hombres, y les ocurrirá a medida que ellos también recuerden en el futuro qué bueno era confiar en ustedes con las decisiones para las que ustedes estaban hechas, para las que estaban cableadas.

Llegará un tiempo en que la sociedad se suavice un poco más, cuando tal vez se inicie un grupo espiritual en que las mujeres sean siempre las que den consejo espiritual. Esto crecía porque funcionaba, porque era suave. Se irán los días en que se esperaba que un solo género liderara el camino, en un camino espiritual, o una organización, o una iglesia. Y se veía a las mujeres haciendo un mejor trabajo en forma natural; verán: están cableadas para eso.

Los hombres que están aquí en este momento, que acordaron estar aquí, están sentados de manera de estar detrás de ustedes, y eso es significativo, porque eso es quiénes son ellos. Queridos, esta es la sociedad equilibrada que ustedes están recordando. Nos volvemos hacia la Hermandad Femenina porque las mujeres son las que deben re-encender esto primero, y a medida que lo hagan y muestren esta sabiduría, los hombres las seguirán porque también recordarán por qué las protegían, de qué se trataba, y qué es el equilibrio espiritual en una sociedad.

Lemuria fue lo que llaman un caso único; nunca hubo una antes ni después otra vez. Fue el suelo de cultivo para el akash; fue el lugar de lanzamiento de la enseñanza original para el planeta. ¿Y por qué era especial por encima de todos los lugares también involucrados? Es porque era una isla y a través de las edades estuvo aislada, nunca cambió. De modo que, queridos, ustedes fueron parte de eso o tal vez sienten que lo fueron.

Durante un largo tiempo todos ustedes pudieron ser parte de eso; no necesariamente juntos en un solo lugar o un año, sino distribuidos en el tiempo; habrán tenido la misma experiencia de parte de las mismas maestras, porque la esperanza de vida no era un problema para los pleyadianos.

Entonces, ¿pueden re-encender esto? ¿Es algo creíble para ustedes? ¿Pueden suspender todo aquello que les han dicho, y sentirlo? Verán; está en el akash. Hay mucho allí. El akash recuerda, como la rejilla cristalina del planeta, lleva grabados los recuerdos que ustedes tienen de aquel comienzo. No permitan que el espectro de un extenso marco de tiempo, desde entonces hasta ahora, les haga creer que van a tener que esforzarse más para recordar porque eso fue hace tanto tiempo. No funciona así. El akash es... lo podrían llamar una energía cuántica; no es así, la palabra no se usa correctamente. Es un sistema multidimensional de recordación, en capas. Es no-lineal; por lo tanto no tiene nada que ver con el tiempo, y sí todo que ver con la emoción y lo significativo.

Es hora de empezar a recordar - y en eso estábamos ayer - cómo se sentía, cómo era estar equilibrado, y qué hicieron allí. De eso se trata la reunión. Celebramos el equilibrio de los géneros presente hoy aquí.

Que comience la reunión.

Y así es.

Kryon

Desgrabación y traducción: M. Cristina Cáffaro

www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...