11 de septiembre de 2016

Sarah Varcas - 27 junio - 1 diciembre 2016: Quirón retrógrado en Piscis - 6 de Septiembre 2016








Traducción: Mary García

Difusión: El Manantial del Caduceo en la Era del Ahora
http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm
https://www.facebook.com/ManantialCaduceo


Reflexiones sobre Sanación e Integridad

En presencia de Quirón nos encontramos abordando el tema de la curación. Cuando este retrogrado, Quirón se pregunta lo que significa para nosotros, que prevemos cuando contemplamos la sanación personal y como vemos esos aspectos de nuestro Ser al considerar la necesidad de "una reparación". Se fomenta la reflexión sobre los estándares que establecemos cuando se trata de la idea de convertirse en "el todo que es UNO" (un Ser Integral). A veces puede haber un juicio sutil (o, a veces no tan sutil!) Colocado sobre el mal-estar físico, emocional y mental. Las opiniones sobre la causa de la enfermedad, lo que dice sobre el individuo y el papel que han jugado en su propia salud (o falta de ella) puede ser respaldado por una deducción en la que sí están sufriendo de alguna manera es porque no están realmente a la altura, no están 'lo suficientemente espirituales" para estar bien, no teniendo la plena responsabilidad de su propio bienestar: sus pensamientos son erróneos, sus creencias son desequilibradas, no están viviendo en el paradigma correcto.


La astrología revela que el mal-estar tiene muchas causas profundas y desempeña muchos papeles. Para algunos, la naturaleza más expansiva del Ser se encuentra íntimamente relacionada con una falta hallada en el interior del cuerpo; para otros, la aparición de la enfermedad es una llamada de atención para reorganizar la vida de un modo drástico, o una oportunidad para desarrollar la humildad o la gratitud en medio del desafío de la limitación que se presenta. Algunos descubren sorprendentes habilidades para curarse a sí mismos, mientras que otros se enfrentan a la frustración del sufrimiento que no va a disminuir, no importa lo que hagan, únicamente de forma eventual descubrirán finalmente las bendiciones de la sabiduría en medio de tal adversidad. Los cielos nos aseguran que la curación viene en todas las formas y tamaños, y no sólo se caracteriza por el bienestar físico, emocional y psicológico sin límites. Quirón nos mantiene humildes, nos recuerda que todos estamos heridos en algún grado o de alguna forma y son esos lugares aparentemente rotos que, como Leonard Cohen dijo una vez, dejan pasar la luz. Nos llaman el gran misterio de la vida. Sin ello seríamos tan rígidos "UNO" que no habría necesidad de buscar la gracia de la intimidad en la fuente sagrada.

En el mito que cuenta que Quirón sanó a otros, pero no fue capaz de curarse a sí mismo. En este aspecto de su historia nos recuerda que nuestro objetivo no es lograr un "todo" que nos equipare con el "mejor", sino para ser de Todo Corazón lo que somos, heridas y "totalidad-UNO", y aún así ofrecer a nosotros mismos el bien mayor sabiendo que cada uno tiene un papel que desempeñar. El objetivo de la perfección no es un requisito para cumplir con nuestro potencial como Chispas del Poder Creador de Dios. Somos lo que Somos y, bien sea cojeando o en la carrera de una gacela hacia la línea de meta, emocionalmente devastado o en paz, intimar con nuestro Ser Interior o viviendo la vida de forma superficial, parecemos incapaces de penetrar sin importar lo mucho que lo intentemos.

Abrazar los valores de los demás o comparar los diferentes trayectos puede convertirse en una competencia por, quién es el más sano, el más rápido, el más adepto espiritualmente hablando. Sin embargo, si hay una cosa que no es competencia, es la curación! Y si hay otra cosa que es tan profundamente personal que nadie más ha de opinar, es sobre nuestra propia "integridad-totalidad-individualidad". Esto no quiere decir que nunca necesitemos buscar opinión fuera, así como las habilidades en las que nos podemos apoyar. Más, sí significa que nadie tiene derecho a una opinión acerca de nuestro camino de sanación a menos que le invitemos, al igual que el camino de otro no es para juzgarlo nosotros. Al final del día, debemos decidir por nosotros mismos lo que realmente significa la curación, y al hacerlo, reconocer que puede significar algo completamente diferente para los que nos rodean.

Para permitir que la fuerza de la vida fluya a través de nosotros sin límites y que el cuerpo sea libremente capaz, que el corazón y la mente estén tan equilibrados y vibrantes como puedan llegar a ser. La resolución de los asuntos pendientes, encarando las emociones difíciles, haciendo cambios en el estilo de vida, todos estos cambios pueden facilitar y promover la curación en muchos niveles. Pero cuando Quirón está retrógrado nos recuerda la complejidad de lo que somos, los legados físicos y emocionales con los que nacemos, las fuerzas kármicas y condiciones circunstanciales, todos los factores que contribuyen a la salud en todos los niveles. Podemos estar reequilibrando más que a nosotros mismos. Toda una línea ancestral de experiencia y energía que puede estar culminando en nosotros, lo que requiere un trabajo de exploración, la curación de toda la vida y la remodelación de nosotros mismos y nuestras vidas en todos los niveles. Mientras que otra persona puede haber erradicado los mismos síntomas que tenemos en un abrir y cerrar de ojos de forma milagrosa, que no podamos repetir sus éxitos, sólo significa, que somos una persona diferente en una vida diferente, con un sistema de energía diferente para gestionar y controlar. Igualmente, nuestros propios milagros de curación no nos singularizan como mejores que los que siguen luchando.

Cuando Quirón retrógrado, invita a todos y cada uno de nosotros a entrar en su Abrazo de Curación, no para ser hechos perfectos, sino para que nos reencontremos con nuestro Ser imperfecto, sabiendo que como "totalidad-UNO" incluso yacen partes rotas ante nosotros. Nos recuerda que la humildad puede ser una puerta a la gracia, que en el ojo divino de todas las cosas, todo es perfectamente cómo tiene que ser, no importa cuánto podamos juzgar de ello (y de nosotros mismos) tal como queremos. Para ser "totalidad-UNO" es preciso simplemente Ser lo que somos, sin importar la forma en que damos. De esta manera cumplimos con nuestro propósito y encontramos nuestro lugar en medio de todos los demás seres "imperfectos'' con los que compartimos el mundo, cada uno de nosotros de forma única defectuosa y muy bien formada para responder a la llamada divina lo mejor que podamos. El sanador herido nos recuerda que las grietas tienen un lugar, al igual que la curación; que tanto tejer su magia a través de nuestras vidas, creando la expresión vibrante de la Sagrada Fuente no puede dejar de Ser.


Sarah Varcas
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...