29 de septiembre de 2016

Kryon por Lee Carroll - Mini Canalización - Atenas, Grecia, Septiembre 17, 2016

 

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.


Lo he dicho tantas veces: yo sé quién está aquí. Para quienes están escuchando, estoy en Atenas, en Grecia. Hay aproximadamente 400 personas presentes; muchas tal vez nunca vieron esto antes. La mente lineal no suele aceptarlo, de modo que muchos están allí sentados con las manos recogidas y los brazos cruzados, los ojos abiertos para ver si es real. Y para ellos, les diré que sus expectativas son las que crearán qué es real. Si han esperado que esto no sería real, para ustedes no lo será, porque tienen libre albedrío; así es como el Espíritu honra a la humanidad. Piensen en ello; piénsenlo: pueden pensar lo que quieran, no habrá un control superior que les diga cómo pensar, porque Dios es benévolo. Pueden pasar toda su vida sin creer jamás en esto.


Existe un entorno, un entorno muy hermoso de seres angélicos que rodean toda la vida en el planeta, incluyéndote a ti. ¡Nunca estás solo! Sales de aquí y piensas que todo esto es ridículo, que nunca volverás a una reunión como esta, y ese entorno de seres angélicos saldrán contigo, subirán a tu coche contigo, porque te pertenecen. Nunca te diste cuenta ni los sentiste. Lo hemos dicho muchas veces: no se juzga en absoluto. Vives toda tu vida hasta el final mismo y nunca crees nada de esto. Se honra el libre albedrío. Queridos, este es el Dios que queremos que conozcan. Más grande que cualquier cosa que les hayan dicho, tal vez. Pero primero van a tener que creer que es real.

Yo sé quién está aquí; aquí hay chamanes. Han ayudados a las personas en todo el planeta y han sanado a muchos. Yo sé quién está aquí. Alma antigua, quiero que sientas la energía y me digas. Te honro; sé quién eres; celebro tu vida y lo que has hecho en el planeta. Eso significa que el Espíritu conoce quién eres. Usamos las palabras Espíritu y Dios como equivalentes.

Algunos de ustedes se preguntan si Dios siquiera los conoce. Les diré algo: no solo los conocemos; ustedes son parte de la Fuente Creadora; están aquí en el planeta por un corto tiempo y nosotros los extrañamos cuando no están. Este es un sistema hermoso, queridos.

Existen problemas que han traído consigo a este edificio. Hay cuestiones aquí, yo las siento, sé quién está aquí. Algunos tienen miedos, algunos están frustrados, han probado todo menos una cosa; tal vez es hora de abrir esa puerta dentro de sí mismos y ver si lo que les estoy diciendo es real o no. Les diré que ha habido miles de personas que lograron esta comprensión y cambiaron sus vidas para siempre.

Escuchen esta afirmación: Dios no es externo; Dios es interno. Han pasado toda su vida buscando afuera, buscando a Dios, y todos los Maestros del planeta han dicho que Dios está adentro. Algunos incluso les dijeron que ustedes son los hijos de Dios. Lo hemos dicho ya: si son los hijos de Dios, ¡Dios los ama! Esta noche hablaré sobre la lógica de estas cosas. ¿Qué tal si Dios es real y conoce sus nombres? ¿Alguna vez han tenido en cuenta eso? Podrían decir: "Bueno, yo creo en eso." Pero están viviendo en el mismo miedo y frustración que tenían antes. ¿Realmente lo entienden? ¡Dios conoce sus nombres! Cada uno de ustedes tiene una opción y es hermosa. Sin cambiar nada de lo que pueden creer, ¿qué tal si realzaran la presencia de Dios en este planeta y comprendieran que hay un sistema por el que el Creador está en ustedes? El Creador está en los árboles, en el planeta Tierra, y en ustedes. ¿Por qué habrían de ser distintos de la naturaleza? ¿Por qué construyen su propia separación con respecto al Creador? La razón es que no lo creen.

Es muy común la falta de autoestima; eso se debe a que han soportado tanta vieja energía en este planeta. Para ustedes es difícil celebrar su vida. Todo humano tiene una opción. Aceptar la linealidad de que Dios está fuera de ustedes, o entrar en una explicación cuántica, una explicación multidimensional de que el Creador existe en cada célula de su cuerpo. Quiero hacer una pregunta lógica; mi socio pasó 45 minutos explicándoles cómo la consciencia es energía. La consciencia humana es energía. Vieron la ciencia que lo sustenta, de modo que aquí va la pregunta: ¿No creen que eso les dice quiénes son ustedes? Si su manera de pensar puede cambiar la Física, ¿eso no les dice que dentro de ustedes hay más que lo que pensaban? Tal vez llegará un tiempo en que puedan cambiar la materia misma con su pensamiento. ¿Podrían ser tan poderosos? ¿Podrían ser lo bastante poderosos para sanarse con solo pensarlo? ¿Sabían que hay una gran cantidad de investigaciones que dicen que sí? ¿Han oído hablar de la remisión espontánea? De cómo el cuerpo se limpia a sí mismo de una enfermedad, casi en forma inmediata. Déjenme decirles algo: eso es un milagro que ha ocurrido desde adentro, no desde afuera. Eso es la estructura celular afirmando al Dios interior, y puede sucederle a ustedes.

Cada problema que hay aquí se puede solucionar; hay actitudes que pueden cambiar; podrían empezar a tener una consciencia compasiva; podrían empezar a ver a Dios en los demás. Esto es lo básico que hemos enseñado desde el principio. Quienes escuchan los mensajes lo han oído una y otra vez, pero aquí en este edificio la idea tal vez sea nueva. ¿Es posible que puedan abrir una puerta dentro de su corazón y encontrar el resto de su vida? ¿Alguna vez pensaron que eran una pieza y una parte de la Fuente Creadora del Universo, que pueden literalmente tomar la mano del Espíritu al salir de aquí? Esto no es un sistema de creencia. ¿Qué piensan sobre sí mismos? No sobre el sistema que los rodea. El sistema dentro de sí mismos, que los conoce tan bien que siempre está diciendo: ¿Ya estás listo? ¿Estás listo?

Hoy la sincronicidad los ha traído a este lugar. Están sentados en esas sillas y algunos fueron traídos por otros; no sabían qué esperar; algunos solo vinieron a echar un vistazo. Puede que esta sea la única vez que reciben este mensaje. Querido humano, no es por accidente que estás aquí. Hablo en general a almas antiguas; ustedes son las que vienen por un día y escuchan. Un alma antigua ha estado en este planeta una y otra y otra vez durante miles de años. Vienen aquí con cuestiones y problemas. Queridos, hay soluciones para todo lo que han traído. ¡Nada es demasiado difícil para Dios! Si son parte de la Fuente Creadora, ¿no comprenden el vínculo? Tal vez deberían considerarlo. Imaginen una mano que siempre ha estado extendida hacia ustedes; algunos lo llaman el Yo Superior. Realmente es ustedes - nosotros lo llamamos el tú/Dios, la parte de ustedes desde el otro lado del velo, tal vez un vínculo con su misma alma. ¡Dios es amor! Dios es compasión. Dios es benévolo. Dios no pone requisitos, y ustedes tienen libre opción para tomar esa mano o no. ¿No es hora para que algunos de ustedes dejen de sufrir? Los seres humanos no vienen aquí a sufrir; puede haber alegría y celebración en sus vidas. No importa qué edad tengan, cuán viejos o jóvenes sean. Hay una alianza entre todos los humanos que escuchan esto y en este salón. La alianza es que todos han venido del mismo lugar.

Los Maestros les han dicho esto; los antiguos les han dicho esto, y en esta nueva energía es hora para un cambio.

Queridos, solo les estamos dando la información, no les estamos diciendo que esto es lo que debieran hacer. Es una invitación a asistir a una hermosa fiesta, un bello banquete de consciencia, que ha sido preparado para ustedes durante años, en el que ustedes son los invitados de honor. ¿Pueden percibir el aroma de la sanación? ¿No huelen el aroma del consuelo? La ausencia de preocupación o miedo. Siéntense a esta mesa; celebremos una fiesta de amor. Esa es la invitación y las almas antiguas empiezan a sentirlo.

Ahora estamos terminando; algunos han sentido esto, otros no. Aquí ha habido una energía para que sientan, para que puedan participar de ella. No barre ni empuja a nadie. Uno a uno, golpea a las puertas de sus consciencias y dice: ¿Es real o no?

Tanto así amamos a la humanidad. Ustedes son libres de estar de acuerdo o no. Pero si lo hacen y abren esa puerta y toman esa mano, oirán una gran voz que les dice: ¡Bienvenido al hogar!

Váyanse de aquí distintos de como vinieron.

Regresaré.

Y así es.


Kryon


© Lee Carroll http://audio.kryon.com/en/Athens-SAT-min-16.mp3

Desgrabación y Traducción: María Cristina Cáffaro
http://traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar/

Sitio autorizado de Kryon por Lee Carroll www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...