30 de agosto de 2016

Kryon por Lee Carroll - Mini - Canalización - Indianápolis, Indiana - 21 de agosto de 2016



Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Solo por un breve instante, mientras los saludo, quiero que sientan esto. Hay muchos que vienen a una reunión como esta; le hablo a quienes están aquí presentes y no experimentaron esto antes, la canalización. Como hemos dicho muchas veces, a la parte psíquica humana de ustedes le requiere un tiempo; esa parte que va más allá de la metáfora de la Física puede requerir unos momentos para que comprendan que está sucediendo algo que no esperaban. Para quienes vinieron con dudas, necesitan meterse en una caja para que la energía no los toque. La llamo caja de creencia, porque la creencia dirá que esto es una tontería, que el hombre no puede estar canalizando. Sin embargo hay mucha energía que dice lo contrario. La parte del ser humano que discierne, con el corazón humano, la pineal y el cerebro, trabajando juntos, tiene una antena que desarrolla la intuición. Siempre está activa. Algunos de ustedes han aprendido a vivir según esta antena de la intuición; mi socio enseña todo al respecto. Va más allá de la lógica, más allá de lo que ustedes llaman la curva en forma de campana. No es promedio; ustedes reciben cosas que no necesariamente son lógicas si solo se usa el cerebro.


Lo que se ha enseñado en este mismo lugar es que esa parte del ser humano que ustedes llaman pensamiento, consciencia, tiene un poder increíble. Tal vez "poder" no sea la palabra correcta; no es "fuerza"; es la fortaleza de la compasión, de la decisión, y mueve cosas. Eso es lo que enseñamos.

En estos pocos momentos que estamos juntos, tienen oportunidad de discernir si esto es real o no, y de sentir la energía. La energía se desarrolla desde un lugar: la Fuente Central, que ustedes llaman Dios. Está dentro de ustedes; no se les envía desde algún otro lugar, no llega a ustedes a la velocidad de la luz. Realmente viene de su interior. Y cuando me oyen, algunos de ustedes suelen sentir una sensación de hogar, de pertenecer. Les diré por qué: porque yo vivo allí también.

Quiero que conozcan algo en su interior; anoche lo dijimos: van a tener que amarse a sí mismos para lograr que algo suceda en este planeta, ahora más que nunca antes. Mi socio recién habló durante una hora sobre las pruebas de que la consciencia afecta a la Física. Y ahora yo les pregunto: el gran "ajá"; ¿se dan cuenta de que pueden impulsar a su propio cuerpo, su propia salud, su propio factor de alegría, de la manera que deseen? Pueden impulsarse directo a la tumba, si quieren, si ese es su deseo. Y ustedes dicen: ¿Cuál sería mi deseo? Ese es el punto: no lo es. No lo sería. Sin embargo, queridos, los hábitos de su cultura los conducen a eso. Las cosas que creen que hacen correcta y apropiadamente para otros, a veces los conducen a eso.

Aquí v a el desafío: les prometo que, si pueden crear algún tipo de equilibrio y alegría en su vida, eso afectará a los que los rodean de maneras que ustedes ni imaginan. Es lo que hemos enseñado durante décadas. Una ampliación, literalmente, de la canalización de ayer, del mensaje de ayer, que decía que la humanidad no va a llegar muy lejos en esta nueva era de cambio y transformación y energía, a menos que aprenda a amarse a sí misma, a menos que empiece a cambiar su conducta, en lugar de adherir a los viejos paradigmas con los que ustedes crecieron.

El mayor cambio en el planeta es ustedes, por si no se dieron cuenta. No se trata de los sucesos; la evolución del planeta es ustedes. No van a llegar los inventos ni las situaciones inesperadas, ni las otras cosas de las que habla mi socio; no pueden ocurrir antes de que ustedes se cambien a sí mismos.

Hay muchos sentados escuchando este mensaje. Aparte de los presentes en el salón, hablo también para ellos. Estos mensajes son obviamente sin tiempo. Existe un potencial de que, mucho después de que mi socio se haya ido, habrá personas escuchando esto, y eso es ahora, y mi voz les dirá lo mismo, ahora.

Ámense a sí mismos primero, y observen cómo cambian las cosas a su alrededor; es la cosa más difícil de hacer para las almas antiguas. ¿Y por qué? ¿Cuántas veces habré dicho esto? Lo debiera decir de formas diferentes para que haya variedad, pero no puedo. Tengo que decirles lo mismo una y otra vez. Las almas antiguas han sufrido la vieja energía durante eones, y la han combatido, y tienen hábitos de cómo combatir. De repente la energía cambia y ustedes ya no tienen que hacer las cosas que solían hacer. No tienen que amurallarse, no necesitan cerrar las escotillas, por usar un término náutico, no necesitan fortalecer esto y aquello para que la energía no los ataque. Porque, queridos, están portando la antorcha que ilumina el futuro; eso es quién son ustedes. Y no necesitan tener miedo, en la nueva energía, de que la oscuridad los rodee y los ataque. De hecho, va a huir de ustedes, porque llevan esa antorcha, y donde quiera que ve la antorcha la oscuridad escapa. ¡Eso es quiénes son ustedes hoy! Y sin embargo, muchos de ustedes ni siquiera han prendido su antorcha. ¿Acaso es porque no lo creen? Esa es la tarea: encender la antorcha. Pongámonos en marcha. Yo he visto esto en otros planetas. Estos son tiempos críticos. Esta noche hablaré más sobre eso. Tal vez una ampliación del mensaje anterior, pero vale por sí mismo.

Este es un tiempo crítico para el planeta. Literalmente, la velocidad del cambio depende de ustedes, de cuántos de ustedes enciendan la antorcha, porque la oscuridad no puede existir donde está la luz.

Volveré.

Y así es.


Kryon



© Lee Carroll http://audio.kryon.com/en/Indy-mini-16.mp3


Desgrabación y Traducción: María Cristina Cáffaro

http://traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar/

Sitio autorizado de Kryon por Lee Carroll www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...