8 de agosto de 2016

Kryon por Lee Carroll - Ante la Hermandad Femenina Lemuriana en Grand Portland, Oregón, el 25 de Julio de 2016




Saludos, queridas, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.


Lo digo cada vez: mi socio se hace a un lado, lejos, lejos. Y otra vez les damos información que yo llamaré relacionada con la energía de esta noche. Cada vez que nos reunimos lo digo: mi socio no recuerda este mensaje. Es diferente en honor al género que está aquí, al chamanismo que está aquí, a la historia que está aquí; y repito que no es un secreto, es un homenaje. También les decimos que no se dejen engañar por la voz masculina.

El Espíritu no tiene género; para ustedes es difícil imaginar algo así, porque en el planeta y en su realidad, ustedes son de uno u otro género. Pero uno y otro vienen con responsabilidades y acciones que se le asignan a uno o al otro. Les dijimos otra vez que su Akasha está lleno con lo que ustedes podrían recordar, porque ustedes son los puestos indicadores para todos. El planeta está literalmente lleno de esto. Muchas, muchas generaciones de la humanidad participaron en el sistema en que se recurría a su género para buscar consejo.


Y repetimos aún otra vez que es intuitivo que así sea, es natural que sea de esta manera. Lo antinatural es la manera de hoy en día. ¿Pero no parecería más natural para toda la humanidad que la energía materna, la que da a luz y da consejo y ayuda a toda la humanidad a crecer, sea también aquella a quien recurrirían para las cosas espirituales? ¡Es tan cómodo, tan natural! Tiene mucho sentido que todos los hombres lo hagan intuitivamente, automáticamente, ¡y lo hacían!

Entonces, cuando piensan cómo era, en esta posición lineal en que están con la historia que tienen y la civilización, ustedes dirían "Bueno, ¿qué opinaban los hombres sobre eso?" No opinaban nada; era la intuición; era natural.

Ese es un tiempo que queremos que recuerden, queremos que ustedes lo recuerden porque las empoderará hoy, y de eso quiero hablar, quiero hablar de hoy. Hemos hablado muy a menudo del pasado, y de lo que las trae aquí a preguntar si fueron parte de la Hermandad Lemuriana de algún tipo o si simplemente piensan que lo fueron. Quiero decirles algo que ustedes tienen en común, aquí sentadas. Lo que tienen en común es un despertar akáshico. Y ese despertar akáshico las impulsa justo lo suficiente para tener curiosidad de saber qué pasa. Porque un alma antigua que hoy es mujer en esta energía, fue muchas veces mujer en aquel entonces. Y aunque ustedes a lo largo de mucho tiempo cambien géneros, fueron mujeres suficiente tiempo cuando todas participaron en esto. No en la Hermandad Femenina, sino en ser buscadas para pedir consejo espiritual. Ahora esto está en su recordación, y es lo que las trae aquí.

Entonces, por un momento olviden el detalle de si fueron realmente parte de una Hermandad en Lemuria. No importa. Fueron parte de algo más grande que eso. Un tiempo en que su género era considerado, por la intuición que tenían, como las que guiaban a toda la humanidad en cuestiones espirituales. Empezó así, lo saben. Les hemos contado esto antes; no es por error que los astrónomos, cuando decidieron nombrar a las constelaciones, eligieron las Siete Hermanas (N.T. las Pléyades, en la mitología, las siete hijas de Atlas). Era importante asignar el género correctamente, no fue al azar. Y desde las Siete Hermanas, que en realidad son nueve estrellas (se ríe), vinieron los pleyadianos, y los pleyadianos eran mujeres. Y se parecían a ustedes; eran un poco más altas, pero se parecían a ustedes.

Y así se estableció el modelo, y la humanidad que ellas visitaron, incluso en Lemuria, todos vieron eso: el modo era que las mujeres portaban la sabiduría, y ahora ustedes están despertando a eso. Eventualmente esto llevará a algún lugar, y la historia mirará hacia atrás, a la época del cambio, y dirá: Entre otras cosas, le brindó equilibrio al planeta.

No es que las mujeres se hagan cargo otra vez de todo lo espiritual; habría un lento equilibrio y un regreso de las mujeres a posiciones de consejeras. Y el consejo vendría de quien tuviera gran intuición; de los dos géneros, la mejor intuición. Eso es bien conocido, incluso hoy en día.

Pero están despertando a algo que todas ustedes fueron. Y en ese despertar hay un sesgo, y de eso quiero hablar. ¿Qué hicieron con el despertar? El tema ha sido sugerido por Melli-ha, que antes de comenzar el mensaje pidió que se abordara este tema. Y hay una razón para eso, porque ella también desea saber. La pregunta es: Durante esta nueva energía, cuando empiezan a despertar a cosas profundas, y saben que su vida ha cambiado para siempre, ¿qué hacen con eso? Podrían incluso decir: ¿Qué sigue ahora? Un verdadero despertar akáshico es una realización que no tenían antes, que es sumamente real; ustedes reconocen, creen, que ciertamente fueron parte de algo más grandioso y más grande y diferente, y eso las cambia.

Ahora bien, aquí está el sesgo. Nuevamente, en la singularidad humana, pasan por un proceso que es sumamente, yo diría, rectilíneo. Ustedes siempre llegan a un lugar que hace una pregunta lineal: ¿Qué voy a hacer con esto? Cuando se gradúan en la universidad, o en el colegio secundario, o cualquier otra institución, se hace una ceremonia, una celebración con música, y en algún momento alguna persona mayor les pregunta, "Bueno, ahora que lograste todo esto, ¿qué vas a hacer con ello?" (se ríe). Y la respuesta es: "Bueno, creo que iré allá, y conseguiré este trabajo, creo que haré esto y aquello" y la premisa es que, ahora que te volviste inteligente, ¡debes hacer algo con ello! Debes ser alguien; debes aplicarlo.

Yo tengo otra premisa para que consideren, de modo que retrocedan conmigo y piensen en esto: algunas están teniendo un despertar akáshico y algunas están realmente sintiéndolo. No permitan que ese sesgo haga la pregunta "¿Qué voy a hacer con eso? Permítanme presentarles esto: si están teniendo un despertar akáshico, ¿a qué están despertando, señoras? Están despertando a una realidad que solían tener. Y eso empieza a cambiar la actitud misma que tienen, la sabiduría que tienen. ¿Qué van a hacer con eso? Déjenme presentar esto: ¿No comprenden que el despertar va a cambiar la manera de decidir las cosas en el futuro? No se trata de qué van a hacer con ello. No es cuestión de cómo lo van a aplicar. Es que las ha cambiado, ahora son diferentes. ¿No es eso lo bastante bueno? Las decisiones que tomen después de un despertar akáshico serán totalmente distintas que si nunca hubieran despertado. Las decisiones que tomarían a partir de un entrenamiento y una educación, sin ir y hacer nada, serían muy diferentes que si nunca hubieran tenido esa educación. Entonces no es simplemente sentarse y aceptarlo; no es solo sentarse y tener paciencia; ¡están cambiadas! ¡Eso es lo que hace un despertar! ¡Se despiertan! Y con ese despertar, ¡son diferentes! El despertar mismo, entonces, crea una persona diferente. No tienen que hacer nada con ello. No necesitan llevarlo luego al próximo nivel, porque están despiertas. Quiero que esto tenga sentido para ustedes.

Algunas cosas son simplemente así. Llegan a la fructificación de otra realidad, y las decisiones y las preguntas, y las respuestas que dan, la sabiduría que tienen, todo eso es ahora diferente. Ese es el propósito. Y nada más. Melli-ha, tú tuviste un despertar, y aquí estás hoy sentada con lo que está frente a ti. Y yo digo: eso es suficientemente bueno; provino de tu despertar. Tomaste decisiones distintas; dijiste un "sí" que tal vez no hubieras dicho antes, debido a tu despertar. Aprendiste cosas debido a tu despertar. No necesitas preguntar nunca qué vas a hacer con eso; solo miras alrededor; se hizo solo con la sabiduría que vino de tu despertar. Y lo mismo pasa con cada mujer presente.

Cuando se vayan de este lugar, y si tuvieron un despertar, y lo saben, pueden reclamar que son diferentes, dirán cosas diferentes, difundirán una sabiduría que antes no tenían, y eso, en su curso, cambiará lo que sucederá no solo a ustedes sino a quienes las rodean. Aquellas de ustedes que tienen hijos: los cambiará a ellos. ¿Empiezan a entender lo que quiero decir? No siempre es como ustedes creen; y ese es el caso en este momento.

Y eso es suficiente por ahora.

Adelante con el despertar.

Y así es.


Kryon




© Lee Carroll


Traducción: María Cristina Cáffaro

http://traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar/

Sitio autorizado de Kryon por Lee Carroll www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...