13 de agosto de 2017

Kryon por Lee Carroll - Crucero de Alaska - Nº 2 - El Fuego - Crucero de Alaska, Agosto de 2017







Canalización de Kryon por Lee Carroll
Crucero de Alaska, Agosto de 2017


Nº 2 - El Fuego


Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.


Estamos discutiendo las metáforas de los cuatro elementos. Cada uno de estos días se presentará uno de ellos, y luego habrá un comentario. Una canalización corta, tal vez, incluso lo que ustedes llaman información adicional, para cada uno de los elementos que ustedes discuten y observan.


Los elementos, como ustedes los conocen, a partir de esta semana, son el fuego, el aire, el agua y la tierra. Vamos a hacer metáforas de cada uno. Y el primero que observan hoy, de una manera muy especial, es el fuego.



Han hecho el ejercicio, han mirado el potencial de cómo purificar con el fuego. Se vuelve un purificador. Echen una mirada a lo que es el fuego mismo y discutámoslo porque, queridos, este es diferente de todos los demás.


Vamos a hacer una metáfora del fuego dentro del ser humano; en otras palabras, le vamos a asignar una energía, cosa que haremos cada día. El fuego es distinto de cualquiera de los otros tres.


Lo primero es esto; en la tierra misma es el único de los cuatro que no está simplemente por ahí. Podrían decir que se crea el fuego de diversas maneras; está siempre allí, es uno de los elementos. Pero suele ser creado muy especialmente. El rayo crea fuego, pero el rayo no es fuego, es electricidad. El magma del planeta no es fuego, es magma, pero crea fuego.


El fuego es activo, y los otros tres son todos pasivos. Pueden hacer un fuego grande o uno pequeño. No pueden hacer un aire grande o uno pequeño. O un agua grande o pequeña, o una tierra grande o pequeña. Son lo que son; se usan, están allí y tienen energía, y ustedes aprenden sobre ellos. Pero, el fuego... tienen una opción, ¿verdad?


El fuego no siempre existe para que ustedes sencillamente lo tomen y lo lleven por ahí, como lo harían con el agua o la tierra. No está siempre disponible como el aire. En los tiempos antiguos, los indígenas realmente tenían un guardián del fuego, alguien que mantenía calientes las brasas cuando viajaban, especialmente con tiempo lluvioso. Para ellos el fuego era calor, era vida, cocinaba sus comidas; había que tenerlo. Pero había que hacer algo para obtenerlo, había que nutrirlo, había que cuidarlo, y había que llevarlo, y había que crearlo si no estaba, de la mejor manera posible, con fricción.


Como ven, de los cuatro elementos, el fuego es uno diferente. De modo que asignemos el fuego a algo dentro del ser humano. Las metáforas son divertidas, porque permiten extrapolar algunas cosas que tal vez no hayan pensado antes.


Hagamos del fuego su alma. Y en este caso particular, tienen un fuego inextinguible, que nunca se apaga. Y sin embargo, pueden cubrirlo. No quiero dejar afuera que el fuego puede literalmente ser ahogado, pero cualquiera de los otros tres elementos, pero no creado. Pueden extinguirlo con agua, pueden avivarlo con aire, pueden cubrirlo con tierra. De modo que pueden elegir cuán grande quieren su fuego. Pero su alma es para siempre.


Mientras están en 3D, queridos, el fuego que es su alma puede vivir en el asiento trasero, ser extinguida hasta el punto en que apenas, apenas está allí, y pueden vivir de una manera que ni siquiera la reconoce.


Por otro lado, pueden alimentar ese fuego. Pueden alimentarlo con amor, con compasión, y hacerlo tan grande como deseen. Pueden convertir su fuego en intuición y sanación. Pueden convertir el fuego en conocimiento y sabiduría. Pueden hacer una fogata y caminar alrededor en equilibrio, y la gente puede realmente ver la luz de su fuego.


O pueden apagarlo. Algunos de los otros elementos, o las cosas que llevan, que lo entierran, lo cubren o le roban su luz. Eso es el libre albedrío del ser humano.


¿Qué pasa cuando empiezan a cubrir el fuego y ya no genera luz? El fuego es activo; ninguno de los otros elementos lo es, por lo tanto tiene algo que lo hace; irradia de sí mismo. El fuego irradia una energía llamada calor. Y luz. Y entonces en esta metáfora pueden ver eso que es el fuego que tienen y pueden verlo de dos maneras.


¿Qué es lo que el fuego consume? ¿Es peligroso? Puede ser lo que ustedes quieran que sea.


Queridos, cierro con esto: permitan que el fuego de lo que es la compasión del Creador en ustedes brille tanto que consuma todo lo que no sea magnífico. Que consuma todo pensamiento que tengan de que no pertenecen aquí. Que consuma lo que les han dicho que ustedes no son magníficos. Que consuma lo que sea inapropiado para quien ustedes son. Que consuma toda falsedad que alguna vez aprendieron, sin hacer que los que se la dijeron estén mal. Hay algo apropiado en todas las creencias, en todas las cosas, y luego está la verdad de la luz.


Que el fuego cree esa luz con la pureza de quien ustedes son y que la verdad del Creador aparezca. Que ahuyente las enfermedades de sus cuerpos. Que cree equilibrio y alegría. Que el niño interior sea iluminado por el fuego, tanto que haya felicidad al despertar por la mañana en lugar de lo opuesto.


Que este elemento sea algo que ustedes puedan controlar y con el que puedan trabajar y hacerlo tan grande como deseen.


Eso es el fuego.


Y así es.


Kryon


Desgrabación y traducción: M. Cristina Cáffaro


www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...