10 de mayo de 2017

Kryon por Lee Carroll - La relación con el Creador - Ámsterdam, Holanda, 3 de mayo de 2017






Canalización de Kryon por Lee Carroll
en Ámsterdam, Holanda, 3 de mayo de 2017



Ámsterdam -Nº 1


Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Estamos en un lugar grandioso, y antes de comenzar deseamos honrar lo que ha sucedido aquí a través de las edades. Todos los programas, no solo aquellos que se dicen espirituales, sino los que tienen baile, música, culto. Eso permanece en estos lugares, queridos, y ayuda a construir una confluencia de energía que ayuda a quienes vendrán para lo que sigue.

Solo diremos en este, el primer mensaje, que algunos dudarán de que esto sea real; siempre hay algunos. Pero deseamos dejar eso atrás, y decirles a ustedes que están ante mí, y a los que escuchan: este es un tiempo especial. Lo que lo hace especial es que la energía, a partir de este Cambio, empieza a volverse personal.


¿A cuántos de ustedes les enseñaron que Dios conoce su nombre? O que sabe cuántos cabellos hay en su cabeza. Y todavía se mantienen separados de Dios. Dicen "Qué lindo que Dios me conozca tan bien", sin comprender el verdadero mensaje: que son parte del Creador; es por eso que los conoce. Esto no está en tres dimensiones, queridos, no es pensamiento lineal, no es quiénes son ustedes. Cuando empiezan a tratar de analizar el rostro de Dios se dan cuenta de que no hay rostro. No puede haber un rostro. El Creador del Universo, el que creó el amor mismo, no tiene rostro. ¿Cuál es la constitución de Dios? ¡No la hay! Cuando un amante de la naturaleza abraza a un árbol y el árbol le devuelve el abrazo, siente a Gaia, siente la belleza del planeta que lo abraza y lo llena de amor. Entonces, ¿cómo imaginan ustedes al Espíritu?

Antes de las canalizaciones de hoy, quiero crear una cosa: desde el punto de vista del Creador, cómo el Creador trata con ustedes. Ahora bien, para realmente entender esto, seres humanos, deben entender que de veras tienen libre albedrío. Tienen libre opción para no creer en nada de lo que está sucediendo en este escenario. Tienen libre opción para no sentir al entorno que está aquí y los conoce. Libre opción para ignorar las manos que se extienden, literalmente, desde la Fuente Creadora, diciendo: ¿Estás cansado del problema que trajiste aquí hoy? Son libres de ignorar todo eso. Libres para rechazar todo; eso es libre albedrío. También son libres para mirar y decir: ¿Será posible? ¿Será posible que el Espíritu sea mucho más grande que cualquier cosa que me hayan dicho? ¿Es posible que yo haya nacido magnífico y que en todo este tiempo yo no lo haya sabido realmente?

¿Cómo les digo esto? El Espíritu no tiene necesariamente una personalidad; Dios no tiene eso que es humano. Lo que Dios tiene es amor; compasión; más que la que jamás hayan sentido, más que la que saben, en conexión directa con ustedes; eso es lo que sienten. Ya hemos expresado esto antes.

Pero ¿qué hay del ser humano con libre albedrío? ¿Significa eso que Dios da un paso atrás y lo deja descubrir las cosas? ¿Hay un sesgo en el amor? ¿Es posible que lo que conciben como Dios o el Espíritu esté sesgado hacia el amor y no necesariamente dé un paso atrás y los deje hacer lo que sea con su libre albedrío, sino que esté siempre sobrevolando? (se ríe). Y eso es lo que queremos contarles. Ese es el Dios que ronda, el que los deja tener libre albedrío, pero está siempre allí, por si toman decisiones. De modo que hablemos de eso.

¿Es posible que Dios cree situaciones que podrían hacerlos mirar? Usemos la terminología correcta. Algunos dicen "¡Desperté!" Otros dicen, "Yo estaba en blanco y negro y he descubierto el color". Esa es la diferencia entre caminar por un mundo tridimensional sin idea de lo que es multidimensional ni de lo que es Dios y haber dado el salto de fe y abierto la caja y dicho: "¿Hay más? Muéstrame."

Los que hoy están aquí sentados en las sillas, en su gran mayoría son los que empiezan a hacer las preguntas. Algunos están aquí solo para mirar. No se juzga a ninguno. Pero he aquí lo que les quiero decir.

Nº1: Dios te tiene muy presente. Y el sesgo es este: que todo a tu alrededor hay señales y situaciones - si quieres mirar. No miras a un espacio en blanco, estás mirando amor y compasión. Es casi como el entorno y los ángeles que te acompañan estuvieran siempre esperando que mires. Que hagas esa pregunta en tu interior: ¿Es posible que en la vida haya más que lo que me dijeron? ¿Es posible que yo realmente sea parte de algo más grande? ¿Es posible que yo no muera, que mi alma continúe, que solo la biología muera? ¿Es posible que haya un plan para esa alma? No un juicio; un plan. ¡Es diferente! ¿Un plan que continúa, que tal vez incluso regresa al planeta con biología nueva? Eso es lo que se ha enseñado, aun desde los antiguos, miles de años atrás: que ciertamente hay un ciclo de vida y regreso, no es nuevo. ¿Crees que es posible? Y si es así, la gran pregunta es: ¿Por qué estoy aquí? Si alguno de ustedes alguna vez empezó esa búsqueda, les digo: tienen respuesta inmediata, porque eso es lo que estamos esperando. No se quedan en un espacio en blanco cuando empiezan a hacer estas preguntas; a su alrededor hay una saturación de amor y alegría que dice: "Estás buscando, estás mirando, estás mirando". Y lo siguiente que hacemos, Nº 2, es asegurarnos que recibas la reacción, asegurarnos de que haya algo para que sientas o veas, ¡a tu manera!

Con mi socio, que es un ingeniero, es casi como que le tendimos una trampa; le dimos una incógnita en la vida que él no podía resolver con una calculadora. Y tuvo que dar vuelta y hacer la pregunta. ¿Quién eres? ¿Qué viene ahora? ¿Es esto real? Y eso creó algo que él necesitaba, y lo llenamos de emoción a través de muchas sillas y muchos eventos. Parece que cada vez que se sentaba lo abrumaba la emoción. Esto es lo que necesitaba él, el ingeniero, eso necesitaba. Y cada uno de ustedes es especial y único, y necesita lo que sea para probar que Dios es real en su vida. Algunos de ustedes son sensitivos y pueden sentirlo ahora mismo. Pueden sentir que esto derrama verdad. Que Dios es real, que Dios los conoce, que no es un Dios que juzga, sino un bello, sereno Dios amoroso y compasivo, que solo quiere que ustedes despierten a su propia verdad de magnificencia ¡y comprendan que son parte del sistema! No están separados del sistema. Son una parte del sistema y eso los hace parte de Todo lo que Es, que es la Creación del Universo.

Una vez que empiezan a despertar a eso, el próximo paso, ¿quieren saber qué hace el Espíritu? Nos preguntamos: ¿Qué podría probárselo? Hagamos algunas sincronicidades que no pueda negar. Hagamos que sucedan cosas que cuando las miren digan "¡Guau, qué coincidencia!" Y luego suceden otra vez y dicen "¡Qué coincidencia!" Y luego suceden otra vez y dicen "¡Qué coincidencia!" Hasta que suceden otra vez y dicen "¡Esto no es una coincidencia!" Y algunos de ustedes necesitaban ver eso; ya ven, yo sé quién está aquí. Hay cuatro de ustedes aquí que necesitaban tener una sanación para poder creer en lo que estoy diciendo. Y eso lo hará, ¿verdad? Cuando se vuelven hacia adentro y hacen la pregunta, "Querido Dios, ¿hay un Dios? ¿Me amas? ¿Por qué no esta sanación?" Y la recibieron. Cuatro de ustedes aquí. Tal vez no exactamente así, pero saben de qué estoy hablando. Y necesitaban ver eso, y ya no regresarán a la incredulidad, nunca, porque vieron que esto funciona, lo vieron funcionar.

Hay otros que vienen a este salón para dejar aquí sus cargas, y eso funciona. ¿Sabían que no importa en qué edificio estén, o si están en el campo? No importa cómo están vestidos o dónde están; si hacen la pregunta correcta, el Espíritu está allí, porque llevan consigo una parte de la creación, no pueden esconderse de eso, no pueden estar solos.

Entonces ese es el 2º atributo: que desde nuestro lado del velo, no solo facilitamos que ustedes miren, si ustedes hacen la pregunta con libre albedrío, sino que también llenamos la copa. Empezamos a llenar la copa, porque ustedes empiezan a entender cómo funciona.

Y la 3ª parte es que tratamos de hacerlo de modo que nunca estés solo y lo sepas, y lo sepas, y lo sepas. Para que en cualquier momento que empieces a dudar y caigas de rodillas o te pares y te dirijas al cielo, empieces a sentirnos. Porque empiezas a cruzar ese puente.

Esos son los elementos que quiero decirte ahora sobre el Espíritu y tú. En unos momentos empezaré a hablar de más cosas. Esto no le da a Dios un rostro, no le da un rostro, ¿verdad? Le da un sentimiento; un sentimiento de "para siempre". Oh, si pudieras saber quién eres realmente; cuánto tiempo has estado aquí, cuántas veces has venido. Este es un tiempo para despertar; todo está cooperando contigo. Alma antigua, ¡te necesitamos! Te necesitamos para entrar en la siguiente fase de creer, en la que puedas salir de este lugar y sentir paz en tu vida. Tratar a las personas de modo diferente. Empezar a tener una actitud que no se corresponde con la situación, y las personas dirán, "¿Por qué tienes tanta paz? ¿Qué está pasando?" Y eso está llegando.

Eso es todo por ahora. Pero no hemos terminado. Vendremos ante ustedes tres veces más esta noche. Y el entorno se reunirá y hablaremos otra vez de la gloria del ser humano y la relación con el Creador mismo. ¿Lo creen? (se ríe).

Y así es.

Kryon

Desgrabación y traducción: M. Cristina Cáffaro

www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...