27 de abril de 2016

José L. Stevens - ¿Qué es una Ceremonia y Por Qué La Necesitamos? - 15 de April, 2016



Traducción: Marcela Borean

Difusión: El Manantial del Caduceo en la Era del Ahora
http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm

https://www.facebook.com/ManantialCaduceo


Estoy convencido de que la necesidad de hacer ceremonias está incrustada en lo profundo de nuestro ADN. Siempre me sorprende cuando estoy con un grupo de personas en casi cualquier parte del mundo, lo ávidos que están de hacer algo ceremonial, incluso si es sólo un brindis con champán, o un anuncio de un compromiso que exige tres vivas, y similares. Cuando un grupo de personas escucha acerca de una muerte súbita lo primero que piensan es hacer algo ceremonial como encender velas o armar un santuario improvisado o reunirse con un grupo para orar, cantar o recitar poemas. En el caso de una celebridad, como John Lennon o la princesa Diana, estas ceremonias espontáneas crecieron hasta proporciones épicas. En nuestros propios grupos chamánicos, en el momento en que anunciamos algún tipo de ceremonia, se encienden los rostros, los ojos brillan, y las personas demuestran claros signos de emoción, a veces un poco de ansiedad, o de expectación. Estos signos claros de interés son difíciles de ignorar. Se podría descartar todo esto con una simple observación de que algunas personas van a utilizar cualquier cosa como excusa para armar una fiesta, pero eso realmente no puede justificar el poder que tienen las ceremonias alrededor del mundo: si viajan pueden ver claramente esto. En todo caso, los estadounidenses son unas de las personas menos ceremoniales del planeta, pero todavía exhiben una gran inclinación por ellas aunque a menudo sea de modo secular, como en los deportes y en la entrega de premios y similares. ¿Cuántas entregas de premios se pueden tener? Al parecer un montón de ellas.



Obviamente las religiones son famosas por sus múltiples ceremonias en honor a los días festivos, a los Santos, y a los grandes acontecimientos del pasado. Sin embargo, cuando se mira de cerca a estas ceremonias todas ellas tienen cierta semejanza con las más antiguas ceremonias chamánicas que se han realizado desde tiempos antiguos. Así que vamos a echar un vistazo más de cerca a estas ceremonias, ricas en simbolismos, para ver la forma en que son llevadas a cabo de una manera tan convincente como para durar decenas de miles de años. ¿Qué es lo que experimentan los participantes como parte de una buena ceremonia?


1. Pompa: Una buena ceremonia debe tener los elementos del estilo de un drama teatral, un resplandor rugiente o muchas voces alzadas en canto o una actuación de ceremonialistas apasionante, quizás bailarines, golpeando tambores o filas de personas en movimiento participando de los cantos; el despliegue de banderas, símbolos, colgantes y objetos sagrados que sólo son traídos para ocasiones especiales; todos estos componentes causando que la gente quiera asistir y brindándoles a las gente poderosos recuerdos para los años venideros. Sus sentidos son inundados y alimentados con intensa estimulación.


2. Estados emocionales alterados: Un buen ceremonia lleva a las personas más allá de su realidad cotidiana ordinaria. La música, los aromas, el baile, balancearse, y el canto/mantrado hacen a las personas moverse hacia estados de trance en los que pueden experimentar sentimientos y tal vez una conciencia que es especial, única y convincente. Pueden hacer un contacto especial con los espíritus o con la gran Fuente de todo.


3. Alteración del sentido del tiempo: Una buena ceremonia lleva a la gente a través de un portal a un espacio interior donde el tiempo no está. Por lo tanto, durante la ceremonia la gente pierde la noción del tiempo y pueden experimentar horas como un flash o una hora como si durara un día. En un sentido chamánico la gente entra en el mundo de los espíritus, otra dimensión donde todo es posible.


4. Inspiración: Los participantes son elevados para salir del estancamiento y llevados a un lugar interno de gran esperanza, fe, anticipación o expectativa de que un milagro puede suceder, algo que normalmente se sentía como imposible está ahora al alcance.


5. Las personas son capaces de experimentar eso directamente a través de sus acciones, visualizaciones, e intenciones capaces de influir en sus vidas.


Con el fin de lograr algunas de estas experiencias, una ceremonia chamánica incluye todos estos elementos: tengan en cuenta que no siempre pueden seguir este orden.


Hay preparaciones tales como ayunar, evitar el consumo de alcohol o tener sexo, tal vez seguir una dieta sin sal durante unos días antes de la ceremonia. Estas preparaciones varían enormemente dependiendo de la cultura, la época del año, y el propósito de la ceremonia.


El ceremonialista abre la ceremonia declarando el propósito de la ceremonia. Esto puede ser similar a la apertura de una boda donde el oficiante establece: Estamos aquí reunidos para presenciar la unión de ... x ... e ... y. Ninguna ceremonia chamánica se realiza sin un foco o un propósito. Puede ser con el propósito de bendecir a los niños o a los animales, tener un buen cultivo fértil o una buena cosecha, la curación de un individuo de heridas o de una enfermedad, la celebración de una unión, una despedida a un amigo a causa de su transición a través de la muerte, iniciaciones y rituales de pasaje para los jóvenes guerreros y doncellas, y para muchos otros propósitos.


Los participantes son invitados a ayudar en la preparación del espacio ceremonial. Esto puede involucrar una invocación, visualizaciones, oraciones, armar el altar, traer flores frescas, y así sucesivamente. A veces, esto es lo primero que se hace.


Hay una limpieza. Todos los participantes se someten a algún tipo de limpieza a través del humo del tabaco, salvia, incienso, plumas sagradas y similares. A veces el ceremonialista rocía sobre la gente agua que ha sido bendecida o a la que se le ha rezado. Esta limpieza permite a los participantes dejar tras de sí todo el equipaje o las dificultades que puedan haber traído con ellos a la ceremonia, dándoles la oportunidad de estar frescos y nuevos.


El ceremonialista conduce a la gente para pedir ayuda externa, la ayuda de los espíritus, del creador, de los antepasados, los poderíos (poderes), los maestros del gran maestro, los espíritus de curación, los animales, plantas y minerales totémicos, los poderes de la naturaleza tales como los vientos, las lluvias, las direcciones, y así sucesivamente.


El ceremonialista conduce a la gente a expresar un gran agradecimiento por toda esta ayuda, la ayuda que se ha recibido en el pasado, y la ayuda a punto de ser recibida. Los ceremonia honra a todos los espíritus auxiliares y se les da ofrendas de tabaco, incienso, fruta, canciones, y objetos sagrados como polen de maíz, harina de maíz, cedro, flores, flechas de oración decoradas con colores vivos, cuencos decorados, y similares.


El ceremonialista conduce a la gente a procedimientos de transformación alquímica, bailes, canciones, oraciones, ingesta de plantas sagradas, y diversos métodos que dan la bienvenida a una nueva realidad, a una sanación, a una gran bendición, lo que resulta en la realización del propósito de la ceremonia. La siembra o la cosecha es bendecida, el paciente se cura, se lleva a cabo el matrimonio, el recientemente fallecido es enviado de camino al hogar hacia el Espíritu. Esto puede tomar la mayor parte del tiempo de la ceremonia, a veces muchas horas, incluso días.


Hay una manera de que las bendiciones de la ceremonia se extiendan a todos los miembros de la comunidad, incluso a los que no pueden estar allí, tal vez para toda la nación de tribus, o al mundo entero. En las ceremonias budistas esto puede incluir a todos los seres sintientes.


A menudo, la ceremonia incluirá una oportunidad para que todos los participantes se expresen o sean testigos de algo. Las ceremonias de la Iglesia de los Nativos Americanos del Norte siguen esta estructura al igual que muchas ceremonias Huicholes y Shipibo a las que he asistido.


El ceremonialista cierra la ceremonia liberando a los espíritus asistentes, a las direcciones que han sido llamadas para ayudar, y hace saber a todos que la ceremonia ha terminado y que el banquete o la celebración puede comenzar.


Obviamente, este conjunto de elementos para una buena ceremonia chamánica no siempre se cumple o no son apropiados para cada ceremonia. Sin embargo, son un buen conjunto de directrices y me es casi imposible recordar alguna poderosa ceremonia a la cual haya asistido en donde todos estos elementos no estuvieran incluidos, al menos momentáneamente. Si bien casi todas las ceremonias de cualquier tipo han descendido de estas directrices chamánicas antiguas, la mayoría se han prescindido en nuestras ceremonias cotidianas de estilo estrega de premios, ceremonias de competiciones deportivas, y las ceremonias de corte de cinta inaugural de los gobiernos y organizaciones locales. Algunas han sido diluidas enormemente, como colocar la mano sobre una biblia por un momento y murmurar algunas palabras, una banda de música tocando una marcha o una melodía popular, cantar el himno nacional con las manos en el corazón, o un gigante par de tijeras de plástico cortando una cinta, o los aplausos. Todos estos están muy lejos de facilitar una involucración total de todos los participantes en la ceremonia con el propósito de llegar a algún tipo de transformación radical a través de un estado alterado de gran alcance.


Aunque fui criado en la Iglesia Católica y asistí a cientos de ceremonias de niño no puedo decir que verdaderamente disfrutáramos estas ceremonias, porque yo era solamente un observador. Esto es cierto para la mayoría de las ceremonias religiosas en la actualidad. El ceremonialista hace todo el asunto y todos los demás simplemente observan. En las antiguas tradiciones, el ceremonialista era sólo un facilitador y todo el mundo participaba en la ceremonia a través del canto y el baile, orando, y contribuyendo de alguna manera. A menudo, todos los miembros de una ceremonia terminaban cubiertos de sudor por el esfuerzo. Debo decir que disfruto inmensamente de este estilo, y he tenido algunas experiencias de las que realmente cambian la vida al participar de esta manera. Al igual que el Grinch, descubrí que mi corazón crecía dos talles más grandes, metafóricamente hablando.


Con personas que pertenecen a muchas religiones diferentes y todos convencidos de que su religión es la correcta se hace casi imposible en este momento realizar públicamente cualquier tipo de ceremonia significativa. Sin embargo, dado que muchas personas de diferentes religiones también siguen el camino chamánico, se hace posible que esta antigua tradición se convierta en una especie de lugar de encuentro, un terreno neutral donde todos puedan participar. Para que eso suceda, el fundamentalismo de cualquier tipo tendrá que ser retirado, porque ahí es donde surge el conflicto y la competencia. Poco a poco, las maneras antiguas del camino chamánico están regresando porque las religiones organizadas no han logrado satisfacer las necesidades de las personas. La mayoría de las personas pertenecen a ellas con el fin de experimentar la comunidad, pero muchos se han alejado porque el precio de su propia libertad e integridad es demasiado alto. Hoy en día la gente está encontrando un sentido de comunidad en el camino chamánico como nunca antes. Todos dependemos de este planeta para nuestros alimentos, sustento y recursos. Estamos aprendiendo que tenemos que cuidar los minerales, las plantas y los animales, si queremos sobrevivir. Estamos descubriendo que tenemos que transferir nuestra lealtad de las corporaciones, gobiernos y organizaciones de terror hacia nuestra madre, el mundo natural en el que todos encontramos un terreno común. Ese será el epicentro de la comunidad en los días por venir. Estamos llegando a casa.


Muchas bendiciones. Jose Stevens


Las traducciones de los artículos de José L. Stevens pueden ser descargados en archivo Word desde el sitio creado para el en http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm https://www.facebook.com/ManantialCaduceo


Para recibir los mensajes en tu correo suscríbete en:


http://www.egrupos.net/grupo/laeradelahora/alta

El Manantial del Caduceo en la Era del Ahora


El Manantial del Caduceo agradece a las personas que comparten y distribuyen estos mensajes tal cual se publican, con todos los créditos correspondientes, pues así reflejan su propia transparencia al difundir la luz. Lamentablemente, otras personas no actúan de esa manera y modifican o eliminan los créditos, impidiendo así que sus propios lectores tengan acceso a los sitios donde podrían encontrar mayor información. Vale la pena recordar que todos los sitios individuales que hospeda El Manantial del Caduceo han sido autorizados por los respectivos canalizadores/autores y contienen todo el material con sus traducciones autorizadas.




Estamos en una nueva energía, creando un mundo nuevo. Seamos conscientes de nuestras elecciones. ¿Queremos seguir creando competencias y desazón? ¿O preferimos la colaboración e integridad? Por favor, honremos la labor de cada persona que hace su parte para que nos lleguen estos mensajes, respetando la totalidad de los créditos. Gracias.






Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...