14 de marzo de 2017

Marilyn Raffaele - El Grupo Arcturiano - 26 de Febrero, 2017



https://s-media-cache-ak0.pinimg.com/736x/eb/78/71/eb78710049d2ed82a39f6bbace485515.jpg
Queridos lectores, nos encontramos con vosotros en amor durante estos tiempos de tanto caos aparente. No temáis, porque todo es necesario para la evolución y el crecimiento de la mayoría. Es un tiempo de confusión incluso para los despiertos, y os deja a muchos de vosotros preguntando si realmente está ocurriendo un proceso de ascensión o no.


Estáis siendo testigos de los primeros pasos del despertar para los que hasta ahora han aceptado como verdad todo lo que les dijeron los gobiernos, las iglesias, y los así llamados expertos. Los ojos internos se están empezando a abrir y con ello se están comenzando a desplegar pequeñísimos brotes de consciencia. Muchos se están dando cuenta repentinamente de que mucho de lo que han aceptado sin preguntas no ha sido por el bien de la mayoría, sino que ha sido por el bien de unos pocos.



Observad a los muchos que se están comenzando a levantar por ellos mismos y a pedir respuestas. La Luz está comenzando a brillar en los que estaban escondidos confortablemente en agendas de auto-servicio y que no tienen respuestas, el emperador (la ilusión mundial) está comenzando a ser reconocida porque no tiene ropajes.


Acostumbrados a la ciega obediencia, muchos de los que están en puestos de poder no están preparados para cuestionar ni sienten la obligación de dar respuestas. La obediencia sin cuestión es una faceta de la vieja energía que se está disolviendo rápidamente en presencia de las altas frecuencias de Luz que ya están trayendo la verdad del potencial individual a la consciencia mundial.


Como la mayoría está comenzando a reconocer y a reclamar su poder innato está creando un gran temor en los que están cómodos y se benefician del estatus. Esto, a su vez, está causando que respondan con lo que conocen, herramientas del sistema tridimensional de creencias: represión, violencia y castigo.


La reclamación del poder innato es uno de los primeros y más poderosos pasos de un camino evolutivo, pero muchos aún no entienden plenamente lo que están empezando a sentir. Como los individuos sólo pueden expresar su actual estado de consciencia, estáis siendo testigos de una oleada de acciones que reflejan conceptos de resolución, algunos pacíficos y otros no.


No temáis, queridos, porque todo es como tiene que ser por ahora. Como hemos dicho anteriormente, esto no significa que los individuos despiertos no puedan pronunciarse sobre las acciones que se toman con la intención de servicio, dando ejemplo y amor incondicional con el propósito de ayudar a despertar a otros a métodos superiores de resolución.


Queremos hablar sobre al amor en acción, un amor que no es simplemente una emoción o una conciencia, sino amor expresado exteriormente con las palabras habladas o las acciones que se realizan. Como con todas las acciones, la intención establece la energía sobre la que fluye la actividad. Cuando el amor incondicional es la intención tras una acción siempre llevará una alta resonancia a pesar de lo mundano que les pueda parecer a otros.


Hay veces en las que las palabras o las acciones severas son la única forma en que algún grupo o individuo puedan comprender que sus palabras o acciones no son aceptables, o que lo que están haciendo es interferir con la libertad o el bienestar de otros. Los padres lo hacen todo el tiempo cuando disciplinan a sus hijos.


Desgraciadamente, no toda acción severa está basada en el amor incondicional. Con frecuencia, la disciplina de los niños, los presos, los miembros de las iglesias, o de cualquiera bajo la autoridad de otro, no se hace por el bien del que está siendo disciplinado como se dicen a sí mismos, sino que es una excusa para satisfacerse con el mal uso del poder auto-servicial.


El mal uso del poder es una herramienta usada por los que llevan inconscientemente energías de ineptitud o de baja autoestima. Ejercer el poder sobre otros, sin amor, proporciona a esos queridos la falsa sensación de tener la fuerza y el poder que todos buscan, pero que sólo puede encontrarse dentro.


Amor en acción significa tomarse tiempo para preguntarse “¿Por qué estoy realizando esta acción? ¿Es para castigar o para informar? ¿Es para dominar o para enseñar? ¿O es simplemente porque ahora estoy eligiendo expresar amor en todas mis acciones?”.


Habiendo experimentado tantas vidas en la Tierra, la mente y los reflejos de muchos están aún programados, hasta que se aclaren, para actuar desde el miedo, el juicio y la crítica en situaciones que no les son familiares. Esas reacciones son viejas energías aún activas en la memoria celular o conceptos aprendidos en esta vida relativos a reglas 3D sobre que todo debe estar en orden para ser correcto.


La evolución gradual y continua de la humanidad se reconoce fácilmente observando cómo las “reglas” de una generación le parecen viejas y estúpidas a la siguiente y luego cambian completamente. Ha tenido lugar mucho sufrimiento innecesario en el pasado, y aún continúa hoy día, simplemente por las “reglas” impuestas sobre los que no tienen poder por alguien con “autoridad”, ya sean políticos, líderes eclesiásticos, padres o niños mayores.


Cuando reaccionéis negativamente hacia alguna persona, lugar o acontecimiento, parad y tomaros tiempo para preguntaros de qué va esa reacción. “¿Qué estoy creyendo que me está haciendo sentir de esta manera? ¿Es cierto?”. Las reacciones negativas son vuestras maestras y vuestras bendiciones, sirviendo como herramientas para ayudaros a descubrir lo que aún podáis mantener en vuestro sistema de creencias, y os permiten luego eliminar y limpiar lo que sea que encontréis.


Este es un tiempo muy poderoso en la Tierra. Las energías de alta frecuencia de Luz están fluyendo y están disponibles para todos. Esas energías afectan a todos, permitiéndoles reconocer fácilmente todo eso que no resuena con el amor universal. La consciencia universal está en los dolorosos últimos estertores de dar nacimiento a la potenciación individual. Está naciendo ya, hoy, en el mundo que os rodea.


El amor incondicional debe ser llevado a toda acción, sin importar lo aparente mundana que sea. Dejar la puerta abierta a alguien mientras reconocéis silenciosamente que son un ser divino os convierte en un Trabajador de la Luz y permite que este simple acto porte una frecuencia espiritual. El mismo acto de dejar la puerta abierta a alguien cuando se hace desde un sentido del deber o desde conceptos de separación no fluye con la misma energía, pero parecerá lo mismo.


Las acciones de servicio hechas sin ninguna consciencia de unidad (amor incondicional) son una fase muy importante del viaje, porque son los primeros pasos para obtener una consciencia de unidad. Todas las acciones de servicio son en realidad amor, incluso aunque la persona que esté actuando esté lejos de saberlo.


A cada individuo sólo se le pide que viva desde su más alto estado obtenido de consciencia. Si una persona elige vivir desde un estado inferior de consciencia del que ha obtenido (fingiendo para agradar a otros) experimentará culpabilidad e incomodidad, porque está fuera de sincronía con su SER interno.


Intención, intención, intención, queridos. Al principio sólo tenéis que ser conscientes de las intenciones que hay detrás de cualquier palabra o acción, pero luego llega pronto el momento en el que este esfuerzo consciente ya no es necesario, porque vuestra práctica se ha convertido en vuestro estado de consciencia obtenido, permitiendo que todas las acciones fluyan automáticamente en corrientes de amor incondicional.


Obtener una consciencia de unidad de todo dentro del UNO es el objetivo del viaje espiritual. Muchos de vosotros ya estáis ahí, y habéis descubierto que raramente reaccionáis a las cosas como antes. Os habéis convertido en los faros guía y el momento de mostrar el camino está muy cerca, porque muchos os estáis preparando rápidamente para mostrarlo.


Los ritos y los rituales de las religiones organizadas son simples herramientas, algunas efectivas y otras no, creadas normalmente por humanos bien intencionados, no por Dios, con el propósito de informar a los demás sobre la verdad (su concepto de ella). Toda alma llega a un punto en el que ya no se obtiene ningún beneficio de seguir las prácticas de las religiones organizadas, porque se llega al descubrimiento de que la única iglesia real está dentro de uno. Esto no quiere decir que las actividades de la iglesia ya no puedan ser nunca gozadas o compartidas con los amigos, sino que la creencia de que son necesarias ya no está ahí.


Todas las religiones organizadas comienzan con mensajes de verdad recibidos o enseñados por un individuo que ha obtenido un estado de consciencia altamente evolucionado. Sin embargo, en una generación o dos, la pureza de los mensajes originales se pierde siempre y se comienza a llenar de falsedades.


Esto ocurre cuando la pureza de las enseñanzas originales se interpretan y luego son enseñadas por los que están a un estado mucho menos evolucionado de consciencia. Esos maestros, ministros, y figuras de autoridad pueden parecer muy buenos, pero dada su incapacidad de captar el significado real de las verdades profundas enseñadas por el maestro original, ellos enseñan conceptos, pero no la verdad.


Aún quedan los que necesitan la guía y la estructura de la religión organizada para que les ayude a saber cómo comportarse, pero todo alma alcanza un punto en el que las enseñanzas que les presentan otros se sienten antiguas y acabadas. Confiad en ese sentimiento. La verdad yace silenciosamente dentro, esperando el reconocimiento de toda persona, porque dónde más podría estar la Verdad, siendo lo que sois, la Única Consciencia Divina, todo lo que existe.


Llega un punto en el que toda persona debe dejar de buscar la verdad fuera del ser. La “Verdad” enseñada por otros nunca puede elevarse por encima del estado obtenido de consciencia del maestro, que a menudo tiene buenas intenciones, pero que aún mantiene muchas creencias tridimensionales.


Un maestro espiritual auténtico siempre guía y enseña al estudiante a buscar dentro de sí, el único lugar donde puede encontrarse la verdad. Este es el propósito de la meditación, de la naturaleza, del silencio, de las prácticas que silencian la mente para que pueda oírse la silenciosa pequeña voz del interior.


El viaje evolutivo es simplemente el proceso de recordar quiénes y qué sois ya a través de las experiencias de separación. Cada trocito de realización obtenida debe ser vivida y expresada de forma parecida a la fruta que parece salir de ningún sitio en un árbol frutal. Si la fruta no se recoge sigue sin expresarse y se pudre.


Dejad que los frutos de vuestra consciencia fluyan sin miedo abundantemente en toda situación realizada en corrientes de amor incondicional.


Somos el Grupo Arcturiano. 26/2/17.


 http://www.onenessofall.com/newest.html
Traducción: PEC
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...