24 de octubre de 2016

Kryon por Lee Carroll - Soltar el Tren - Sydney, Australia, el 13 de Octubre de 2016



Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Una vez más mi socio se hace a un lado y la energía pura está aquí; es la energía del otro lado del velo. No es lo que esperan. Esperan mensajes dados en su lenguaje, y cuando se los dan, los entienden, o no; los analizan más tarde, los escriben, pero ¿qué es lo que dejan ingresar? Es fenomenal; su aceptación de que este proceso es real para ustedes permite que pase hacia ustedes una enorme cantidad de lo que ustedes piensan que es energía. La palabra energía es como un comodín; significa muchas cosas para muchas personas; en realidad no es energía en absoluto. ¡Es la verdad! Es amor. Es compasión, es gracias. ¡Es tantas cosas! Es la familia, o la reunión de lo que es precioso. Imaginen todo eso llegando a través del velo, ahora mismo.


Y se pide al ser humano que vea lo que pueda, reconozca y sienta lo que sea específico. El alma antigua es única; su sendero es único; el futuro único; el pasado único; no hay nadie, ningún grupo álmico como el suyo en la galaxia. De modo que cada uno de ustedes está en un camino distinto y cada uno está aprendiendo distintas cosas. No puedo sentarme aquí ni en otra canalización y darles un flujo de palabras en su idioma que pueda ajustarse a cada uno en el salón. En cambio, entran volando el amor y la compasión en lo que llamamos el tercer lenguaje, y se posan sobre ustedes, y los educan y los aman, y les toman de la mano, únicos para cada uno, y murmuran: "En este viento de cambio, conozco tu nombre. En este viento de cambio sé tu nombre. Sé quién eres, qué eres, qué traes; conozco las dificultades, los dramas, conozco la alegría." Y esto es único para cada individuo, incluyendo a mi socio. Único, diferente, especial, para cada uno. No hay humano en el planeta que no reciba esto, pero el alma antigua es la que lo puede recoger primero. Han pasado sus vidas en el trabajo espiritual, tantas vidas, y despertaron en tantas vidas, y entonces este tercer lenguaje especial empieza a hablarles y ustedes empiezan a entender que es una comunicación real con ustedes.

Esto se va a agudizar; se reconocerá mejor, por las almas antiguas que pueden contar con esto y tienen el mensaje. Lo tienen cuando meditan, incluso cuando no lo hacen. Empiezan a oírlo, a entenderlo a nivel esotérico. Guiará sus vidas en el futuro. La canalización eventualmente será cosa del pasado. Los humanos evolucionados se volverán sus propios intuitivos. No necesitarán tener alguien en la silla pasando la información a un médium que traduzca, como lo oyen ahora. Hacia allí se dirigen. Y las almas antiguas mostrarán el camino, darán el ejemplo, como lo han hecho en el pasado, excepto que en la nueva energía se los considerará maestros. Se los honrará como equilibrados, como maestros. No como Maestros Ascendidos sino como maestros de vida, personas con quien uno quiere estar, alguien que tiene respuestas, que es pacífico.

Queridos, los dos últimos mensajes dados en su país están relacionados, y este último se relaciona con ellos. Si les dijera que es una trilogía de información, no sería correcto, porque cada mensaje vale por sí mismo. Sin embargo, los tres juntos completan la información. Y eso es libre opción, ¿verdad? Escuchar los tres, escuchar uno. No tienen obligación de escuchar los tres, pero comprendan que si lo hacen, la perspectiva será más clara. Entonces este es el tercero de los tres.

Para aquellos de ustedes que no oyeron los dos primeros, tratan sobre la energía de hoy, oscuridad y luz, dualidad y Akasha. En el primero les conté la verdad sobre ustedes. La dualidad se vuelve más contrastante. Si toman el aparato que les presenta una foto y aumentan el contraste, los oscuros se verán más oscuros, y los claros serán más claros; los negros más negros, los blancos más blancos. Y eso es lo que les contamos, en el primer mensaje, que está sucediendo con la dualidad misma. Y está causando problemas a muchos. Los que no entienden qué está pasando en el planeta y han sido trabajadores de luz y almas antiguas, incluso los que están en lo que llamaríamos el negocio, leyendo, canalizando, sanando, si no saben qué está pasando, se frustrarán. Se lo dijimos.

En este momento hay algunos en esta audiencia - no los que escuchan, sino los que están presentes - que están frustrados, atascados. No pueden encontrarle la vuelta a lo que pasa, han estado intentándolo por largo tiempo, no pasa nada. En un momento hablaré de eso. Los que escuchan: ustedes también. La dualidad se vuelve más contrastante, los negativos son más negativos, los positivos más positivos, pero... la naturaleza humana primero ve lo negativo, y entonces hay miedo. Y el miedo luego desarrolla un miedo mayor - y más preocupación. Es un caldero que se alimenta a sí mismo y se desarrolla aumentando. Esa es la forma en que funciona, de modo que no mejora. Incluso aunque la luz es más luminosa, ustedes no van allí, no la ven, no es obvia. Y entonces están frustrados; en un momento les diré por qué.

Y así, el primer mensaje era sobre esto, y les preguntaba: ¿Dónde está tu verdad sobre ti? Dijimos: cuando no estás en meditación, ¿quién eres? ¿Te vas de aquí y te vuelves otra persona? ¿Tu espiritualidad es algo a lo que asistes y para lo que te vistes? ¿Está en una caja? ¿O está en cada momento de tu vida en que estás despierto? La dualidad se vuelve más fuerte; podrías decir que es una batalla. Es una batalla por la oscuridad o la luz en tu alma misma. La vibración: ¿cuál elegirás? ¿Estarás equilibrado o no? ¿O tendrás miedo y preocupación por el resto de tu vida?

En el mensaje siguiente empezamos a identificar por qué sucede. El cambio está sobre ustedes, y el mensaje siguiente empezó a decirles que son almas antiguas, y las almas antiguas han pasado por tanta cosa en que tuvieron que combatir lo negativo, donde cada vez que mostraban su luz eran menospreciados, puestos en un rincón, o exilados. Y una vida tras otra, ustedes despertaban diciendo; "Bueno, aquí estoy otra vez, y no mostraré mi luz." Pero no lo podían evitar. La verdad es así, la consciencia es así. Cuando alguien está en la oscuridad y ustedes tienen una respuesta, quieren contarle. Y luego le cuentan y los mira y dice: "¿Y tú quién eres? ¿Llevas magia?" Y crea su propia oscuridad a partir de la luz de ustedes, a través de su propio miedo y su propia falta de entendimiento. No importaba, entonces, cuán espiritual podías ser, igual te marginaban, a veces incluso te mataban debido a la magia que tenías.

El segundo mensaje los describió llegando a esta vida, con mil vidas pasadas luchando contra una energía que nunca podían superar, y de pronto hay un cambio y una transformación. Las cargas comienzan a levantarse; les dijimos que su Akasha todavía carga el miedo antiguo, y eso se traduce en una falta de autoestima; se lo dijimos. Es por eso que los trabajadores de luz y las almas antiguas, escuchando y sentadas frente a mí, casi todas cuestionan su propio valor.

Empezamos a contarles que el planeta mismo está preparado en estos tiempos para ayudarlos con esto, porque se sabía que el cambio estaba sucediendo; los antiguos lo predijeron; aquí está. Les contamos que los pleyadianos sabían que al terminar esta precesión, los nodos y zonas nulas se abrirían y las cápsulas de tiempo empezarían a hacer lo posible para empujar y remover la energía de su Akasha; les contamos que el planeta mismo y la rejilla cristalina empezarían a aspirarla. Pasar la aspiradora es buena metáfora: ayudarlos a salir del miedo, de la condición de la dualidad que estaba cambiando, con el Akasha que los presionaba. Y aquí están, en medio del cambio, almas antiguas, algunas todavía con miedo, no saben; tal vez no pueden confiar en la luz, o no están seguros de qué hacer, o se sientan a oír este mensaje o leen un libro y nada de eso ayuda. Todavía están atascadas, y hay cosas que no quieren cambiar, por ejemplo su factor de alegría; ¿no sería lindo despertar en la mañana y estar alegre? Sin importar por qué. Sabiendo que el equilibrio que es su verdad, la dualidad, está del lado positivo. Por supuesto que tendrán días malos, pero el equilibrio que tienen siempre los llevará a ser el compasivo equilibrado que se ríe mucho y sonríe y ve a Dios en todos. ¿Dónde está eso en ti? Y algunos dirán, "En mí, en ningún lado. Todavía no está en mi."

De modo que presento el número tres. Durante veinte años hemos hablado de algo llamado intención pura. Es una de las cosas más fuertes que tiene el ser humano; ¿Esotérico? sí. ¿Físico? Sí. Y lo definimos de muchos modos. La intención pura es distinta de la mera intención. Es el tipo de intención con la que dicen: "Intento mojarme en este lago. Lo pensaré." Se intenta esa intención; pero la intención pura los hace saltar al lago, sabiendo que la gravedad se encargará y los pondrá exactamente donde intentan estar. Esta es intención pura.

El otro término es reconocer. Creer algo con tanta fuerza que se vuelve ustedes, se vuelve su manera de vivir. La intención es tan poderosa que es la número tres junto a las dos que les di antes, y combinada con la información que les di en los dos últimos mensajes, la trilogía es esta: el catalizador de todo lo que hayan pedido.

Ahora déjenme contarles: tiene otro nombre. Soltar. Les voy a pintar un cuadro de un tren. Muy fácil de imaginar; un tren resoplando y traqueteando en las vías. El tren es su alma, o su grupo álmico, a través de las edades. Este tren siempre se movió hacia adelante en el tiempo, con la misma locomotora. Esa máquina es lo que ustedes llaman el Yo Superior, o lo que llamamos el grupo del Yo Superior. Siempre es el mismo, el primordial es el mismo. Su mejor amigo. El Yo Superior ha estado con ustedes en cada encarnación, y arrastra ese tren a través de las edades. El tren no para ni siquiera cuando mueren. El tiempo continúa, y cuando ustedes regresan tienen más experiencias. La última vida vivida se agrega al tren; considérenla un nuevo vagón, y cada vagón lleva una carga. Ahora bien; durante eones esas cargas han tenido una energía; es una carga oscura, porque tuvieron una batalla que librar una y otra y otra vez, y se acoplaban vagones cada vez que ustedes llegaban. Esa máquina que es el Yo Superior trabaja bien, los arrastra sin importar cuántos sean, pero la vibración del tren es afectada por la vibración de lo que hay en los vagones. Una vida tras otra y otra más; ustedes llenan esos vagones con carbón oscuro, por ejemplo, y el tren se hace más largo y más grande.

Ustedes llegan a esta vida y el tren es el mismo, solo que le empiezan a pasar otras cosas. En el primer mensaje que les di, el tren empieza a cambiar su percepción conciente de lo blanco y lo negro, la luz y la oscuridad, la vibración alta y baja. El tren mismo se confunde porque nunca vio esto antes. El tren ni siquiera sabe qué es el equilibrio.

En el segundo mensaje les dije que las mismas vías les gritan: ¡déjame ayudarte! ¡déjame ayudarte! Esa es Gaia. La energía que rodea al tren, que es el Campo, se extiende y dice: ¡déjame ayudarte! Y todo lo que ustedes pueden ver son los vagones, miles de ellos, cargados de energía oscura. Y ustedes se sientan allí y dicen: "No sé, no sé. No estoy llegando a ningún lado. Estoy atascado; todo esto es tan confuso. Querido Espíritu, ¡ayúdame!"

Y ahora quiero decirles: quiero que lleguen a ver esa hermosa locomotora del Yo Superior, y quiero que muevan una palanca y suelten todos los vagones - ¡todos! Y quiero que esto sea un comienzo nuevo y renovado que se están dando a sí mismos, soltando con intención pura y entendiendo que toda la ayuda que querían ahora afluirá a raudales. Pero les digo que soltar con intención pura igual va a ser difícil. Ustedes están estancados porque los vagones son demasiados. Las cosas que se mueven en su vida se deben a que hay demasiados vagones, y están cargados con su Akasha que ha sido tan oscuro y tan duro, ¡una y otra vez!

¡Y ahora ya no! El viento sopla desde atrás, hay luz llegando. Llega el color a un mundo en blanco y negro. Se están posicionando para estar en el lugar correcto en el momento correcto, ¡pero no con esos vagones! Y cuando los sueltan, con intención pura, podrán preguntar de modo lineal: "Bueno, ¿y a dónde fueron?" (se ríe). Desaparecen. Ya no volverán a toparse con ellos. ¡Esto no es un arreglo temporario; no es un parche! ¡Esto es ustedes, soltando todos esos eones de material que no necesitan! ¡Eso es el catalizador! Es el número 3.

Quiero que tomen este mensaje y lo escuchen otra vez, y escuchen los otros dos, e integren los tres y conecten los puntos y sean libres. Libres de este Akasha pasado, libres de aquello que fue un mundo más oscuro. Alma antigua, te has graduado. No hay razón para estar cargando los libros de los cuales aprendiste. ¡Deséchalos! Está saliendo el sol, la locomotora está nueva, sin ningún vagón. Y los que crees ahora, no serán oscuros, porque ahora es diferente. No podría ser más claro; es una metáfora.

Yo soy Kryon, enamorado de la humanidad, de cada uno, porque estoy conectado con la Fuente Central, que está enamorada de cada uno de ustedes. No importa quiénes son o qué han hecho, ni su actitud ni su creencia. Está absolutamente garantizado. Puro. 100%, no importa quiénes son.

El velo les oculta mucho - ¡si solo supieran lo que hay allí afuera! La mano es muy grande; quiere llevarlos a un lugar grandioso y cancelar el miedo, para que al levantarse en la mañana sonrían y digan: ¡Gracias, Dios, por otro bello día!

Y eso es suficiente por ahora.

Y así es.


Kryon




© Lee Carroll http://audio.kryon.com/en/Sydney-16-maini.mp3


Desgrabación y Traducción: María Cristina Cáffaro

http://traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar/

Sitio autorizado de Kryon por Lee Carroll www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...