20 de junio de 2016

Brenda Hoffman - Aprendiendo a ser Soberano - 13 de Junio 2016







Traducción: Gabriela Halblaub

Difusión: El Manantial del Caduceo en la Era del Ahora
http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm
https://www.facebook.com/ManantialCaduceo



Queridos,


Tal vez algunos de ustedes dejaron ir recientemente a otros con pensamientos como “¿Dije las palabras correctas? ¿Me mal entendieron?”


Y aun así sienten una libertad que no han sentido por algún tiempo. La libertad del amor propio. La libertad de liberar a aquellos que ya no están en su frecuencia o en sus términos 3D, interesados en la misma dirección que ustedes lo están.


El pensamiento de perder a alguien ha sido, a través de esta transición, una sensación difícil para la mayoría de ustedes. Tanto como estar en un matrimonio que no es el correcto para ustedes, “si me rindo en esta parte, él / ella volverá física o emocionalmente”. Pensamientos que alientan a alguien a volver o a quedarse en sus vidas – pero no relacionados con lo que ustedes necesitan o merecen.



Así es que, en los pasados días, se han atrevido a declararse un ser soberano, sin importar las consecuencias. Una postura que tiene a muchos de ustedes en un dilema, porque es muy nueva. Sienten como si se hubieran convertido en una isla desierta con nadie con quien interactuar.


La verdad es que sus acciones y palabras son incursiones en un amor propio, en una auto valoración, que es tan distinta de sus eones de tratar de encajar, que representan estas interacciones en sus cabezas, una y otra vez, para asegurarse que tenían razón en declarar su soberanía.


Por eones, no tuvieron dificultad en embrutecerse para encajar dentro de sus familias o dentro de sus culturas. Cualquier cosa era aceptable, en tanto esas cosas se mantuvieran en sus vidas – esto es aceptable para ellos, porque demandan acciones y palabras específicas que no eran ni para ustedes ni dichas o hechas por ustedes.


Han llegado a una encrucijada de alegría que no visualizaron la primera vez que decidieron amarse a sí mismos – las encrucijadas de la auto valoración. “¿Me atrevo a ser yo mismo, sabiendo que la consecuencia podría ser la soledad? “¿O continúo la farsa de encajar al negar quién soy?”.


Muchos de ustedes se han decidido por ambas cosas. Eso está perfectamente bien – así como un infante gatea y camina durante el mismo período de tiempo. No se regañen por no caminar en el momento que deciden hacerlo. En cambio, obsérvense y sí, recompénsense por incluso atreverse a pararse de cualquier manera.


¿Recuerdan las sonrisas de alegría que sus hijos mostraron la primera vez que se pararon en sus piernas pequeñas y temblorosas? Ellos no se regañaron por no ser capaces de caminar; mucho menos por no poder correr. Simplemente estaban llenos de alegría, que se podían parar.


Así es que les toca a ustedes ahora. Mucha de su auto valoración ha sido dividida entre agradar a otros y regañarse a sí mismos por no hacer más – lo que sea que “más” signifique para ustedes.


Ninguna de esas es una postura feliz. Es tiempo de premiarse internamente, por cada paso que dan. Porque ahora están realizando su primera puesta de pie tambaleante. Dejen que así sea. En vez de regañarse por no hacer más, prémiense por atreverse a pararse.


Y así es que empezarán a valorarse.


Algunos de ustedes se están diciendo que es demasiado difícil tomar ese primer paso hacia la alegría, que no pueden decirle a otros cómo se sienten verdaderamente, porque lo han hecho en sus vidas pasadas, con resultados muy desagradables. Es así que sus recuerdos los regresan a ser lo que otros necesitan y quieren, pero negándose a sí mismos.


Lo que quizás no internalizaron aún es que esas personas y esas acciones han sido puestas ante ustedes por ustedes, para alentarse a dar el paso hacia la alegría, a pesar de pensamientos pasados y miedos presentes.


Ellos son sus aliados para la autoestima, incluso aunque ellos sientan y actúen en contra. Ustedes reconocen que sus vidas son un drama o una comedia que ustedes crean. Y que ustedes atraen ciertos actores a sus dramas o comedias, para afilar sus habilidades. Como fue verdad con sus familias en esta vida. Porque muchos de ustedes tuvieron infancias muy desagradables – no porque tuvieran que tenerlas, sino porque ustedes quisieron limpiar ciertos elementos antes de pasar a la quinta dimensión. Y así lo han hecho.


Ahora es tiempo de extender ese cambio a aquellos con los que ustedes ya no resuenan más con el ser actual que son. Tal vez ellos volverán más tarde, tal vez no. Pero esa esperanza no es parte del avanzar hacia la alegría.


Este es un período de egoísmo para ustedes – así como lo es para un infante. Un infante no agradece a sus padres por permitirle aprender a caminar o a hablar. Ese infante se enfoca meramente en hacerlo. Así es para ustedes ahora. El foco de ustedes es la autoestima.


Están revisando interacciones con otros para actualizar el enfoque. ¿Esas interacciones están llenas con amor y diversión – una ruta directa a la alegría? ¿O están llenos con transigencias, rendiciones y miedo de equivocarse?


No importa los que otros estén pensando o sintiendo. Demostrar autoestima es todo lo que importa ahora.


Porque muchos han ido muy lejos por el mal camino, alejándose de la autoestima, que necesitan enfocarse en esto – así como es real para un infante el aprender a pararse o a caminar. ¿Han observado cómo un niño practica las varias etapas de aprender a pararse, desde rodar por su alfombra hasta que se puede dar vuelta fácilmente, hasta gatear, hasta llegar a esa primera parada aventurera, sin que ustedes les sostengan sus dedos? No es un logro de la noche a la mañana, incluso aunque parezca serlo para aquellos que no han observado todas las etapas.


Así es para ustedes ahora. Permítanse atravesar las etapas de volver a la autoestima, sin angustia, auto enojo o miedo. Van a actuar cuando sea el momento correcto para ustedes. Y sabrán cuando ese tiempo llegue, a través de la pequeña voz interna que los alentó hace años a pararse y a caminar.


Ámense a sí mismos lo suficiente como para saber que están moviéndose hacia el amor, a la velocidad correcta para ustedes. Los infantes no eligen un día para pararse o caminar – cada infante se declara a sí mismo cuándo está listo para hacerlo. Simplemente sucede que la mayoría de los infantes están listos a un tiempo similar – con pocas semanas de diferencia. Y así es para ustedes.


Todos ustedes se están moviendo en una dirección similar, a un tiempo similar – pero no al mismo tiempo. Permítanse crecer a su propio ritmo – no al de nadie más. Porque si tratan de ser como alguien más, de nuevo están mutando de la autoestima al control social. Que así sea. Amén.


Copyright © 2009-2016, Brenda Hoffman. Todos los derechos reservados: www.LifeTapestryCreations.com. Por favor siéntanse libres de compartir este contenido con otros – publíquenlo en sus blogs, agréguenlo a sus boletines, etc. - pero mantengan la integridad de este artículo al incluir el autor/canalizador: Brenda Hoffman y sitio fuente: www.LifeTapestryCreations.com.




Las traducciones del material de Brenda Hoffman pueden ser descargados en archivo Word desde el sitio creado para ella en http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm

https://www.facebook.com/ManantialCaduceo



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...