10 de julio de 2016

Jennifer Hoffman - Informe de las Energías de Julio de 2016 - 5 de Julio 2016



Traducción: Rosa García
Difusión: El Manantial del Caduceo en la Era del Ahora
http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm
https://www.facebook.com/ManantialCaduceo

Cuando pienso en la energía de Julio, me viene en mente lo que ocurre cuando un constructor inicia las excavaciones de un nuevo aparcamiento y termina descubriendo por casualidad una antigua ciudad subterránea. Todas las obras del aparcamiento se detienen; los arqueólogos llegan y, con mucho cuidado, van sacando todos los utensilios pertenecientes a una cultura olvidada. Los trabajos de excavación de este mes sacarán a la luz muchas facetas diferentes de nuestra historia emocional. La limpieza emocional podría llevarnos a profundidades que no hemos explorado hasta ahora, con el fin de que podamos alzarnos hasta alturas que no imaginábamos posibles. Va a ser un mes muy intenso energéticamente, y lo sabremos por la cantidad de energía emocional que vamos a procesar. Sin embargo, todo va bien; nos encontramos en la segunda mitad de 2016 y ya nos estamos preparando para los nuevos comienzos de 2017. No podemos entrar en las dimensiones más elevadas con cargas de nuestro pasado, y nuestras emociones son parte de nuestro mayor lastre.¡Que empiece la limpieza!

El 1 de Julio, la Luna (nuestro barómetro emocional) estaba vacía de curso, lo que significa que no realizó ningún aspecto con ningún planeta. Era un espacio de vacío, que no es lo mismo que la nada; es el espacio de potencial ilimitado, de pura energía creativa que espera a tomar forma. Un dato significativo para la energía general de Julio es cómo utilizar el poder creativo de nuestras emociones para procesar energía. Después, el día 4, tenemos una Luna Nueva con un gran trígono en signos de agua, enfatizando que este mes todo gira en torno a las emociones y a la energía emocional. Y así será, ya que el foco de atención se centrará en la conciencia y la limpieza emocional, y en nuestro avance hacia nuevos paradigmas, dimensiones, frecuencias y vibraciones.



Se nos ofrecerán muchas oportunidades de descubrir cómo utilizamos las emociones para crear nuestra realidad, examinando en primer lugar el vehículo a través del cual solemos expresarlas: nuestras heridas. Existen tres heridas centrales que se agudizarán durante el mes: nuestra historia kármica, la “herida materna” y el dolor que experimentamos en nuestra vida actual (el cual, por lo general, es una manifestación de las dos heridas anteriores). La energía de Julio es una invitación a ir más allá de la sanación y llegar a la totalidad y la congruencia, a lograr un cierre en nuestra historia emocional que nos permita tomar nuevas direcciones más expandidas, positivas y satisfactorias.

Nuestras heridas nos retienen en ciclos de sanación mientras buscamos respuestas a nuestras preguntas más acuciantes (“¿cómo puede alguien ser tan malvado, tan desconsiderado, tan crítico, tan cruel y desagradable?”). No hay respuesta a esa pregunta, a menos que comprendamos los ciclos de sanación y el “toma y daca” de nuestra historia kármica. El poder cerrar una situación del pasado es un gran regalo que nos hacemos cuando creemos que merecemos vivir con alegría, amor, paz y abundancia (y creamos estos estados a partir de las cenizas de nuestras heridas, cuando ya no utilizamos su energía para crear nuestra realidad). Ese será el regalo de Julio, si podemos liberarnos de nuestro pasado para crear en cambio un futuro valiente y brillante, sin heridas.

Numerológicamente, este Julio es un doble 7; es el 7º mes del año y 7 + 2016 = 7. Además de ser un número místico, el 7 es el puente entre el mundo material del 6 y el infinito, representado por el 8. Cuando estamos en la vibración del 7, nos encontramos entre dos mundos, podemos acceder tanto a los planos materiales como a los espirituales. Pero, aunque podamos tener conciencia de ambos, el acceso a uno u otro de esos planos dependerá de nuestras emociones, porque ellas son el portal a través del cual recibimos y procesamos la energía universal. En el Tarot, el 7 es el Carro, que describe muy bien la energía de este mes con su invitación a ir hacia el interior y ver si somos nosotros quienes conducimos el Carro, avanzando con nuestra intención enfocada, o si ese Carro va a la deriva, empujado por fuerzas emocionales sobre las que no tenemos ningún control.

La Luna Nueva del 4 de Julio incluye un trígono (un aspecto positivo) entre el Sol, la Luna, Venus, Mercurio, Marte, y Quirón, el Sanador Herido. Todos los planetas personales (que rigen nuestra “persona-lidad”) se encuentran implicados. Cada uno representa una faceta donde nos sentimos incompletos por alguna herida que nos impide sentirnos plenos, libres, sin miedo y confiados. Dichas heridas nos hacen creer que no merecemos amor ni aceptación y hacen también que busquemos la totalidad a través de otras personas. Pero el énfasis de Quirón nos exige un proceso de autosanación y de ir hacia adentro para poder encontrarla. En Julio tendremos que decidir si queremos dar una vuelta más en el tiovivo de la sanación, o saltar de él.

Esta configuración energética abre un nuevo portal para nosotros en Julio, que también puede sacar a la luz antiguas heridas, remitiéndonos incluso a vidas anteriores de karma y a ciclos del alma. Sin embargo, esta vez tendremos la posibilidad de cerrar y de completar lo que llevamos creando desde Enero, remontándonos también al ciclo de Saturno de 1985 que terminamos ahora, con el final del ciclo de Marte retrógrado. Siempre que tenemos un aspecto importante de Quirón pueden resurgir antiguas heridas. Y, junto con un Marte retrógrado y exaltado en Escorpio (desde el 19 de abril), esas heridas pueden ser recordatorios dolorosos de situaciones que nunca pudimos resolver del todo. Buscamos su conclusión para poder seguir adelante, pero se trata de un cierre que debemos encontrar a solas. Tenemos que llegar a un punto de serenidad y de paz, y renunciar a esperar que sean otros quienes nos ayuden a calmar nuestro dolor.

Esta luna nueva también conecta con la energía de la cuadratura Urano/Plutón, que empezó en el 2012 y terminó en el 2015, poniendo de relieve la revolucionaria transformación que comenzó este ciclo. No se trata de provocar cambios porque estemos cansados del status quo. Plutón nos pide que indaguemos en nuestro dolor hasta llegar al núcleo y que eliminemos toda la energía que lo está provocando. Esto pondrá de manifiesto nuestras emociones más dolorosas, pero es así tan sólo porque ahora necesitamos empezar de cero, crear una nueva página emocional en blanco, de manera que podamos conducir el Carro, en lugar de vernos llevados por fuerzas que no podemos identificar.

También debemos considerar la cuadratura Saturno/Neptuno, que ahora se hace exacta, y nos pide que tomemos conciencia de qué realidad estamos creando para nosotros. El mundo entero es una ilusión, pero puede ser el resultado de la intención de nuestro poder creativo, o de las falsas ilusiones del autoengaño. Neptuno representa el poder de nuestros sueños, mientras Saturno requiere disciplina, concentración y que estemos alineados para que esos sueños se materialicen en nuestra realidad. En este momento, un exceso de espiritualidad puede hacer que la cabeza nos dé vueltas, mientras que un exceso de materialismo nos hará sentir frustración y miedo. Necesitamos encontrar el equilibrio entre ambos, de forma que podamos usar nuestro poder creativo para crear nuestros sueños, como canales y portales de energía universal, mientras nos aseguramos de que son lo bastante sólidos, reales y relevantes.

Marte finalmente se ha puesto directo, después de varios meses retrógrado en Escorpio (el signo que solía regir y donde está en exaltación). El planeta de la acción se ha sumergido en las minas sin fondo de la sanación, y no ha sido muy divertido para nadie. Saturno estuvo retrógrado en el mismo punto durante los meses finales de 2015, y también en 1985, cuando permaneció estacionario en él. ¿Hay algo de 1985 que esté regresando ahora a sus vidas para una última revisión? ¿Están reapareciendo acontecimientos del 2015, recordándoles algunas cuestiones que no se han completado del todo y acerca de las cuales necesitan tomar una decisión? ¿Están listos para transformar los pensamientos de 1985 en las acciones del 2016? Julio es el mes ideal para ello.

También he mencionado anteriormente la conjunción Urano/Eris, que permanece muy activa y sus efectos pueden sentirse en todo el planeta. El Reino Unido decidió dejar la Unión Europea en Junio, mientras este aspecto era exacto, y otros países podrían seguirle durante los próximos meses. Algunos lo consideran una mala jugada, aunque hay quien lo interpreta como una señal del colapso de los paradigmas de 3D de dominación y control. Es cierto que la pertenencia a la Unión Europea requiere el sacrificio de la soberanía nacional, pero se trata de un tema delicado y complejo. Muchas estructuras de poder no dejan espacio a la autoconciencia, la autodeterminación o a la propia soberanía. Podemos ser autosoberanos, permanecer conectados y vivir en un mundo que no esté gobernado por la codicia de las corporaciones, las ambiciones políticas y determinados intereses de provecho personal. Ese es el mundo de 5D que ahora estamos ayudando a crear y nuestro primer paso no es pedir que el mundo cambie, sino comenzar a vivir nuestras vidas como soberanos de nuestra energía y de nuestras emociones. No podemos pedir ningún cambio en el planeta que no hayamos creado antes en nuestras propias vidas.

La diversión continúa a lo largo del mes con la Luna Llena del día 19, en 27° de Capricornio, que reactivará la conjunción Urano/Eris. Su energía permanecerá activa hasta el 2020, y será muy intensa a lo largo de este año. Se encargará de recordarnos qué clase de cambio deseamos ver en nosotros. No para que nos sintamos molestos y frustrados, sino para mostrarnos hasta dónde hemos llegado siguiendo una corriente que nos resultaba incómoda, y que encontremos así la fuerza interior necesaria y el deseo de cambiar. Decidimos cambiar cuando el dolor de permanecer donde estamos es mayor que nuestro miedo al cambio. En ocasiones, somos capaces de soportar mucho dolor por evitar cambiar algo. Julio puede llevarnos hasta el punto de decir “basta”, cuando decidimos que no queremos sufrir más y que ya estamos preparados para ir más allá de nuestros miedos y permitir que el tenga lugar un cambio.

Tendremos mucha actividad en el signo de Cáncer durante este mes, que está regido por la Luna y representa también la energía de la madre. La “herida materna” es ese aspecto en el cual no fuimos lo bastante nutridos, o no tanto como nos habría gustado. Es una de nuestras heridas centrales y, a menudo, suele ser la causa de nuestras dudas, inseguridades, miedos, soledad y falta de amor a nosotros mismos. La conexión entre nuestra historia kármica y nuestra herida materna es poderosa, y es una de las anclas energéticas que debemos elevar en nuestro interior, si queremos explorar los vastos mares de nuestro potencial.

Habrá muchas oportunidades para adquirir mayor autoconciencia durante este mes y, en algunos momentos, puede ser un viaje escalofriante y doloroso. Pero excavar en nuestro pasado y ver lo que no está alineado con nuestra intención para el presente y el futuro, nos permitirá acceder a nuevos futuros. Este mes pueden surgir recuerdos, creencias y situaciones desafiantes y debemos sortearlos con cuidado para no quedarnos atrapados en las emociones, ni olvidar que su propósito final es que logremos un cierre emocional. No se trata de simples recordatorios de temas que preferiríamos olvidar. Saber cómo queremos sentirnos en nuestras nuevas realidades nos guiará hacia la energía emocional que necesitamos crear ahora. Y, como canales y portales de energía, somos contenedores de energía. Cuando sabemos con claridad qué clase de energía deseamos contener, tenemos más control sobre la energía que recibimos y, por lo tanto, sobre la realidad que creamos.

Nos encontramos en la segunda mitad del 2016 y el resto del año se centrará en crear las bases energéticas para los nuevos comienzos del 2017. El punto central de esas bases energéticas son nuestras emociones; permitamos que empiece la limpieza y llegaremos así a fin de mes con energía psíquica y vibraciones más elevadas, lo que nos permitirá ser contenedores y portales para las frecuencias más elevadas posibles.

Que tengan un mes maravilloso.

Jennifer Hoffman

=============================


Derechos de autor reservados © 2016 por Jennifer Hoffman. Pueden citar, traducir, reimprimir o referirse a este mensaje si mencionan el nombre de la autora e incluyen un vínculo de trabajo a: http://enlighteninglife.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...