23 de julio de 2016

Eckhart Tolle - ¿Es el despertar un proceso gradual o un cambio súbito, espontáneo? -

https://bolstablog.files.wordpress.com/2009/05/eckhart-tolle-close-up.jpg





Traducción: Fara González
Difusión: El Manantial del Caduceo en la Era del Ahora
http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm

https://www.facebook.com/ManantialCaduceo


Para la mayoría de las personas el despertar es gradual. Es muy poco frecuente una transformación drástica y súbita y usualmente ocurre solamente ante un sufrimiento extremo – sufrimiento que viene desde el interior o de una situación real tal como una enfermedad severa, pérdida o algún otro tipo de dolor. Entonces hay la posibilidad de un cambio radical y súbito.

Pero para la mayoría de las personas es un despertar gradual y una ida y retorno por así decirlo. Puede haber un regreso a patrones inconscientes disparados por situaciones, entonces el regreso a mayor presencia. Pero como regla hay un incremento gradual en presencia que entonces fluye hacia más y más áreas de su vida.

También puede haber una explosión súbita de percepción disparada por algún tipo de evento – usualmente uno que no pueda catalogarse de “agradable”. Por ejemplo, he conocido a personas que han estado practicando por algún tiempo y han mostrado un crecimiento lento pero hermoso en presencia; y entonces de pronto surge una condición física que traer aparejada una intensificación muy rápida de percepción. En algunas personas produce una reacción hacia profundo miedo, así que pierden percepción; pero en muchos otros he observado una intensificación de la percepción – especialmente si involucra la posibilidad de mortalidad. Así que de pronto hay un influjo tremendo de presencia – pero eso solamente ocurrió porque ya habían estado practicando vivir en percepción, quizás durante varios años.


No hay fin para la profundización. Sean felices con lo que les sucede y si se necesita algo más, la vida se los dará. En general para quienes abrazan voluntariamente el surgimiento de nueva conciencia, disminuye grandemente la necesidad de dolor para servir la función de maestro espiritual o para domar al ego.

Ahora para quienes no se abren al surgimiento de nueva conciencia, es como si hubiese una concha egoíca alrededor de algo dentro de ellos que quiere crecer pero no puede, que está presionando esa concha y que comienza a ser algo doloroso. En muchas personas esta concha del ego puede experimentarse también como un anhelo profundo interno por algo que no pueden nombrar.

Y entonces lo que tiende a hacer la vida es romper la concha mediante algún tipo de evento, cualesquiera que este sea – pérdida del empleo, de su hogar, de su compañero/a. También podría ser algo físico, lo que sea siempre será un shock, una grieta que ocurre y entonces la luz puede penetrar. Al principio la grieta es dolorosa y hay algún grado de sufrimiento, entonces de pronto, “aaa” – una intensificación de la conciencia de vida.

He conocido tanta gente a lo largo de los años que han tenido algún tipo de golpe fuerte que les ha dado la vida, el universo, la suerte – como quieran llamarlo – y retrospectivamente han reportado, “que fue lo mejor que pudo sucederles”. Muchas personas me han dicho “no estaría aquí hablando con usted y si no me hubiera sucedido”. Y estoy seguro que hay personas que leen esto que dirán lo mismo. ¡Sé que yo puedo decir lo mismo”. Sin sufrimiento intenso no estaría yo aquí.

Siempre está la gracia escondida tras eventos aparentemente negativos (y si escuchan las noticias hay abundancia de cosas extremadamente negativas). Pero todos estos desafíos son potencialmente experiencias para el despertar. El ego exige seguridad, decir cosas como “no sería bueno que no tuviera que preocuparme por mi empleo y que pudiera realmente lograr el despertar y la presencia”. Pero no, si ese fuera el caso posiblemente se irían a dormir. Con un 100% de seguridad casi todos se irían a dormir, teniéndolo todo resuelto como si nada pudiera salir mal.

La vida no es así de todas formas, así que aunque hubiera algo de seguridad en el nivel financiero o profesional por supuesto todavía enfrentarían la inseguridad de su vehículo físico – y la inseguridad o falta de predictibilidad de la gente que les rodea.

Así que para vivir con la inseguridad o incertidumbre de lo que les pueda ocurrir – y abrazarla realmente – es algo maravilloso. En lugar de pensar con temor “no sé qué me va a suceder” y respecto a la inseguridad de todo ello, ábranse a la inseguridad porque es la vida. La vida realmente fluye más poderosamente cuando hay incertidumbre.

La esencia de cada experiencia humana es que es incierto lo que sucederá mañana. No obstante es ahí donde se hace posible la transformación. Si ustedes niegan la incertidumbre pensando “quiero certeza” entonces es como cerrar las válvulas a través de las cuales entra la vida y la posibilidad de transformación.

Es por eso que la idea tradicional de la peregrinación es universalmente importante en todas las culturas. El propósito real tras ello nunca fue llegar – sino la incertidumbre de la experiencia en sí misma, que tiene un efecto transformativo. La gente sabía eso quizás intuitivamente, y se transformaban durante su peregrinación.

Abrazar la incertidumbre de la vida, vivir con ella y comenzar a amarla tiene otro efecto interesante en términos de creatividad. La creatividad aminora ante la seguridad excesiva. Si observan las vidas de los grandes artistas y escritores de la historia, la mayoría no tenía un ingreso seguro, la supervivencia era insegura. Pero es ahí donde surge la creatividad y donde se hace posible el despertar.

Así, lo que el mundo llama “negativo” no es necesariamente negativo. Cuando escuchan las noticias, recuerden que siempre hay otra versión de todo. Y las dificultades que se viven colectivamente estos días también son potencialmente una apertura al despertar.

© copyright 2008-2016. Eckhart Tolle . Todos los derechos reservados. http://www.eckharttolle.com/


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...